ARCHIVO DIGITAL

Cartoteca Biblioteca Documentos Mediateca
Colección de mapas digitalizados de Lobos, desde 1774 (Thomas Falkner), las diferentes mensuras del pueblo hasta el presente. Libros y diversas publicaciones sobre la historia de Lobos, incluyendo estudios de etnografía y geología de la región. Documentación histórica, desde la época de la Comandancia de Fronteras (siglo XVIII) hasta eventos importantes del siglo XX. Colección de videos históricos, entrevistas relacionadas a la historia local y piezas de audio antiguas (piezas musicales y publicidades).


El 29 de julio de 1900 el rey Humberto I de Italia se encontraba en un evento deportivo en Monza, Lombardía, cuando fue asesinado con cuatro disparos por el anarquista Gaetano Bresci, quien declaró haberlo hecho en venganza por el apoyo del rey a la masacre de Bava Beccaris (1898).

Izquierda: tapa la revista Caras y Caretas en memoria de Humberto I.

Humberto I fue sepultado en el Panteón de Roma y su hijo, Víctor Emanuel III, le sucedió en el trono.
Las comunidades italianas de distintas partes del país realizaron honras fúnebres en su memoria, como también fue el caso de Lobos, evento que fue registrado por el fotógrafo Juan Erriest y cuyo trabajo fue publicado en una edición especial de la revista Caras y Caretas (edición del 4 de agosto de 1900).

En nuestra ciudad se hallaban presentes en las exequias, Antonio Salina, agente consular de Italia, Egisto Ratti, doctor Julio P. Casanova, Angel Sala, Florencio Fernández, Ernesto Monetti, Elías Logüercio, Domingo Bianchi, Alejandro Mastropietro, Francisco Petraglia, Rafael Gallo, Severo Mársico, José A. Zacazzo, José Grippa, Antonio Pigazzi hijo, Antonio Zillo, Emilio Zarini, Pcífico Zaccagnini y José A. Gaddi.

Izquierda: procesión cívica en la esquina de las calles Buenos Aires y 25 de Mayo. Derecha: el túmulo levantado en la Iglesia Nuestra Sra. del Carmen. Foto: Juan Erriest.


Arriba: Comité italiano organizador de las honras fúnebres. Foto: Juan Erriest.

Izquierda: las niñas que llevaron las coronas de las sociedades italianas. Derecha: la Plaza Buenos Aires (actual Plaza 1810) alrededor del palco oficial. Foto: Juan Erriest.

Arriba: comisión argentina organizadora de la manifestación. Foto: Juan Erriest.

Fuente:
Caras y Caretas, 4 de agosto de 1900. Año 3, número 96.

Más información:
Humberto I de Italia - Wikipedia
Gaetano Bresci - Wikipedia
Masacre de Bava Beccaris - Wikipedia
Juan Erriest - El Álbum de Lobos
Desde 2009, el Museo Histórico y de Ciencias Naturales "Pago de los Lobos" comenzó con la tarea de digitalización y catalogación en soporte digital de su colección de fotografías, documentos históricos y mapas, entre otros.

Además, se lleva a cabo la digitalización en archivos de otras instituciones que contengan material relacionado a Lobos, sumando las tareas de restauración para las fotografías y la vectorización para planos técnicos o de arquitectura.
Arriba: digitalización de documentos históricos relacionados a la muerte de Juan Moreira (1874) realizada en 2010.



Arriba: Vectorización del plano original correspondiente a la fachada de la Sociedad Española de Socorros Mutuos de Lobos (1898).


Otro ejemplo de la tarea realizada es gracias a la colaboración de vecinos de Empalme Lobos, que se ha logrado recabar más documentación y catalogar planos de la estación de trenes, que datan de 1896 en adelante.

Arriba: Plano digitalizado de las fundiciones de hierro para la veranda de la Estación Empalme Lobos (1896).

Arriba: Escaneo de documentación del Ferrocarril del Sud referente a la Estación Empalme Lobos, en el Museo Nacional del Ferrocarril, Buenos Aires, 2013.

Una vez pasado a formato digital, los libros, documentación en serie y mapas son convertidos en formato PDF y se ponen a disposición del público en el Archivo Digital en el sitio web del Museo.

Material disponible online:
Colección fotográfica se publica en el sitio El Álbum de Lobos, el cual está integrado por otras colecciones particulares debido a la magnitud del material y la información complementaria de imágenes en las que el público puede colaborar sumando datos.

Por qué es importante colaborar con esta tarea
El Museo necesita de la colaboración de la gente para ampliar su colección de documentación, objetos de valor histórico y seguir con la preservación del material ya existente.

Este trabajo nos permite poner a su disposición la documentación y bibliografía necesarias para facilitar el trabajo de investigadores, estudiantes y acercar al público en general a los orígenes e historias de Lobos como así también las ciencias naturales.

Para más información: Cómo colaborar con el Museo
Desde el 24 de septiembre hasta el 1° de octubre de 1939 tuvo lugar en Lobos un evento de relevancia regional. Se trata de la primera Exposición Agrícola Ganadera y de Productos de Granja.

La exposición, que contó con la presencia de más de 100 expositores de diferentes regiones de la provincia, incluyó la visita de funcionarios del Ministerio de Agricultura de la Nación, funcionarios del gobierno provincial y autoridades de la Sociedad Rural.

Durante el ciclo de la exposición se realizó una serie de nueve conferencias sobre diferentes temas relacionados a los aspectos rurales y sociales de la región, dando el inicio de las mismas Juan R. Angueira, Secretario de Gobierno de la Municipalidad de Lobos y autor de El Pago de Lobos (1937), con el título de "Aspectos Históricos de la Enseñanza Primaria en Lobos".

A continuación, imágenes y textos de la época.

Arriba: Desfile de abanderados de las escuelas primarias ante el palco oficial. Ubicación en Av. Alem e Hiriart. Crédito: M. Fernández Seijo. Archivo General de la Nación Dpto. Doc. Fotográficos. Buenos Aires. Argentina.

Arriba: El Presidente de la Comisión Organizadora y el Intendente Municipal Arturo Cardoner dan por inaugurada la exposición. En la imagen se aprecia la chimenea del antiguo Molino de Sala. Crédito: M. Fernández Seijo. Archivo General de la Nación Dpto. Doc. Fotográficos. Buenos Aires. Argentina.

Arriba: Batallón de Don Bosco realizando distintos números gimnásticos frente a la Municipalidad de Lobos. Crédito: M. Fernández Seijo. Archivo General de la Nación Dpto. Doc. Fotográficos. Buenos Aires. Argentina.

Plano de la Exposición:
Crédito: Progreso Nº 1 - Año 1, septiembre de 1939.


Entrevista al Intendente Arturo Cardoner1
"La iniciativa de llevar a cabo la Exposición no nos pertenece a los vecinos de Lobos. Ella fue sugerida por funcionarios del Ministerio de Agricultura de la Nación, con quienes estábamos za en contacto con motivo de los actos de fomento agrícola realizados el año pasado en el Teatro Unione Italiana y durante el corriente año en Salvador María y Las Chacras.

Dispuestos como estamos para todo lo que en una forma u otra destaque a nuestro pueblo, acogimos la iniciativa con todo entusiasmo. La misma buena disposición encontramos en los vecinos cuando se trató de resolver el primer problema: dar con un local adecuado. El Sr. Emilio Lorenzetti y el Presidente del Newbery Football Club, Sr. Juan Viale ofrecieron, el primero el local que ocupa en la calle Suipacha, y el segundo, las instalaciones del Club de su presidencia, ambos con un desinterés que me es grato poner de relieve. Con ser amplios estos locales, no lo eran lo suficiente para sede de la muestra.

En verdad, ocurrió el caso curioso de que personalmente anduve buscando local para la Exposición, sin ocurrírseme de inmediato que el sitio más adecuado es el que elegimos finalmente, cuya cesión, para el caso, era asunto sometido a mi propia decisión."

¿Qué importancia atribuye Vd. a la Exposición? ¿Cuáles serán sus proyecciones en el futuro local?

"La importancia de la Exposición es grande y evidente, y da su medida el interés que ha despertado entre el comercio, la industria y los productos rurales el convencimiento de que es necesario diversificar los cultivos y mejorarlos según adecuadas directivas técnicas, para la propia estabilidad del productor.

En la producción diversificada siempre es posible compensar la desvalorización eventual de uno de sus ramos, con la cotización favorable de otros. Y tomando en cuenta las directivas de los especializados, siempre se pueden obtener mayores rendimientos en calidad y cantidad. La prosperidad de los trabajadores de nuestra tierra es la prosperidad misma del país. Todo ello quedará demostrado prácticamente y por medio de conferencias en la Exposición.

Por otra parte se pondrá de relieve el esfuerzo, el afán de superación y hasta el sacrificio de los habitantes del partido, cada uno en su especialidad, para exhibir cuanto de ponderable -desconocido en nuestro ambiente en muchos casos- tiene la iniciativa privada y las fuerzas vivas locales."

¿........?

"No se olvide de decir cuánto debe el éxito de la Exposición a las damas y caballeros que integran la Comisión Organizadora, y especialmente a los funcionarios del Ministerio de Agricultura, Ingenieros Agrónomos Alfredo Parcel, José O. Dowling y Dr. Alberto Álvarez."


Palabras de Dr. Alberto Álvarez, Secretario General de la Comisión Organizadora de la Exposición2
"Formular un juicio sobre la realización del certamen que nos ocupa, es asunto difícil para mí, por razones de situación y de expresión. No obstante en el convencimiento de que PROGRESO será aporte valioso a la finalidad de la Exposición, trataré de complacerlo en la mejor forma posible.

Considero de gran satisfacción para los intereses locales esta 1ra. Exposición Agrícola, Industrial y de Productos de Granja a inaugurarse en Lobos. Está inspirada en un propósito de bien general y sus beneficios, directa o indirectamente, han de alcanzar a todas las actividades de la producción de una vasta zona de influencia en el consumo de la Capital, cuyas exigencias de abastecimiento en cantidad y calidad son cada día mayores.

Así lo entendió la gente de Lobos a la simple sugestión de organizar una interesante muestra, poniendo de inmediato manos a la obra con el entusiasmo y excelente criterio que he podido apreciar en todo momento al compartir tareas con la Comisión Organizadora que la representa.

Debo manifestar que la iniciativa de realizar una Gran Exposición en Lobos no es mía, y lo aclaro para elogiarla como corresponde: la considero un destacado acierto. Con ese convencimiento he puesto todo mi empeño para colaborar con eficacia y contribuir así al mayor éxito que merece alcanzar este certamen.

Haré un ligero análisis para fundar mi opinión al respecto.

Lobos es un punto cercano a la Capital, con líneas, empalmes y carreteras que permiten el rápido y seguro transporte de su zona, cuya importancia, ya es grande, conviene acentuar como centro de múltiples actividades comerciales que hoy absorbe la capital.

Dispone de una campaña privilegiada por la variación del suelo dentro de su topografía llana, formada por excelentes praderas, lagunas explotables, tierras ricas y condiciones climáticas que permiten infinidad de cultivos y la cría de especies zootécnicas en condiciones ventajosas.

Méritos le sobran para su independencia económica, pero es necesario hacerlos resaltar poniéndolos en evidencia para que todo el mundo los conozca y los aprecie en su justo valor. Establecer y derivar hacia ésta relaciones comerciales más activas. Estrechar vínculos entre productores, comerciantes, industriales, funcionarios, etcétera.

Esto y muchas otras ventajas más, se han de alcanzar con la Exposición, por ser la consecuencia lógica de estas grandes demostraciones destinadas especialmente a evidenciar la capacidad económica de cada región, marcar rumbos en el mejoramiento de la producción y dar en forma racional mayor impulso a las actividades rurales. Todo ello ha de lograrse como resultado del estímulo, enseñanzas y conocimientos que han de surgir de este gran certamen."

Referencias:
1, 2: Progreso, pág. 3, Nº 1 - Año 1, septiembre de 1939.
Archivo General de la Nación Dpto. Doc. Fotográficos. Buenos Aires. Argentina.
Lobos - Historia de sus calles. Págs. 266-269. Abel Oscar Fernández, 1998.
El lunes 29 de julio falleció la escritora y actriz Lily Franco. Para nuestro, Museo quien donó algunos de sus mas preciados bienes: elementos del Circo Criollo los que se encuentran mostrados en la Sala Dina Franco nombrada así en recuerdo de su madre. Nació en una familia dedicada al circo criollo y dedicó gran parte de su obra literaria a testimoniar la historia del origen del teatro nacional. Sus restos fueron inhumados en el Panteón de Actores del Cementerio de la Chacarita.

Izquierda: Lily Franco. Crédito: Martín Lucesole / La Nación.

Su nombre real era Lilia Luisa Franco. Nació en Buenos Aires el 8 de abril de 1929, en el teatro Fénix de Flores. Su familia se dedicaba al circo criollo, recorriendo el país. La compañía logró popularidad a principios del siglo XX. Su madre, Dina Franco fue una destacada figura.

Lily Franco fue actriz y escritora, dedicó gran parte de su obra a la temática del circo, que fue el ámbito donde pasó su infancia y su juventud.

Entre las obras literarias que publicó se encuentran: El Circo Criollo, Los Cirqueros, Canciones para Sandra, Cuento con Odio, Esperando a Esteban y Hoy comienza la vida.

En el circo, actuó en cientos de espectáculos, entre ellos, El Rosal de las Ruinas, Con las Alas Rotas y El Puñal de los Troveros, por citar sólo algunos. Su compañía llegaba a realizar tres obras diferentes en un día.

Recibió distinciones como el Premio Certamen Nacional de Teatro, el Premio de la Sociedad de Escritores de la Provincia de Buenos Aires y el Premio Municipal de Narrativa.

Colaboró en diarios y revistas del país y del extranjero como crítica literaria y se dedicó a la asistencia técnica teatral.

El Museo Histórico y de Ciencias Naturales Pago de los Lobos recordará a esta colaboradora con elementos que ella utilizó en su actividad teatral en la Sala que lleva en nombre de su madre.

Más información:
Testimonio del circo criollo - Lily Franco reconstruye su historia (La Nación)
Por Miguel Ángel Schiel.

El baloncesto ó Basquet,  podría ser una derivación de uno de los juegos más antiguos del mundo: el tlachtli o juego de la pelota, que jugaban los mayas. Era un juego ritual ceremonial y el recinto donde se realizaba estaba compuesto por un patio central y dos muros inclinados y decorados, que tenían adosados los "marcadores": anillos de piedra para hacer que una pelota de hule pasara por su centro. La pelota era durísima y lastimaba al jugador, por lo que éste llevaba protectores en los brazos y la cintura, zonas con las que debía golpear la pelota para que el juego fuera válido.  Uno de los mejores recintos del juego de pelota se encuentra en Chichén Itzá."

El baloncesto fue inventado en Diciembre de 1891 por el clérigo, educador y físico canadiense James Naismith.  Naismith introdujo el juego cuando era instructor en la Asociación Cristiana de Jóvenes ó Young Men’s Christian Association (YMCA) en Springfield (Massachusetts), donde organizó un pasatiempo que consideraba apropiado para jugar en pista cubierta durante el invierno. El juego incluía elementos del fútbol americano, fútbol y hockey. La primera pelota usada fue de fútbol. Los equipos de cinco jugadores. El juego se extendió rápidamente por Estados Unidos, Canadá y otras partes del mundo, jugando tanto por hombres como por mujeres; también llegó a ser un popular deporte informal al aire libre. Los soldados estadounidenses participantes en la II Guerra Mundial popularizaron el deporte en muchos otros países.

Génesis lobense

Primera época - 1938
Arriba: Primer equipo de básquet de Lobos (Lobos Athletic Club). Fotografía tomada en la cancha ubicada en su actual sede, paralela a la calle Salgado. De izquierda a derecha, son: Saúl Ratti, Carlos Jaureguibere, Rodolfo Canale, Isaac Slemenson, Pedro Smolge, Orteo Andreotta y Roberto Fossatti. Crédito: Autor desconocido. Cortesía de Miguel Ángel Schiel.

Los orígenes del juego del Basquet – Ball en la ciudad de Lobos, tienen a los hermanos Santiago y José Díaz; Julio Cardoner y Orfeo  Andreotta, como sus primeros impulsores.
Al respecto, Santiago Díaz, relata en un artículo aparecido en el semanario "En Voz Alta" en el año 1972, lo siguiente:

"...Los períodos de vacaciones de todos aquellos que por imperio de la falta de establecimientos secundarios en la ciudad debían alejarse de sus hogares durante el año lectivo, originaban el cultivo de una camaradería y una amistad en forma mucho más intensiva, como si se intentara recuperar en poco menos de tres meses la falta de contacto asiduo de vacaciones, surge en el verano de 1938, tal vez en un banco de la plaza 1810, la idea de intentar la práctica del Basquet-ball en Lobos. Los que lo habían hecho en sus respectivos colegios y que sabían de los encantos y ventajas de su práctica, se ponen de acuerdo, aún sin saber que grado de aptitud tiene cada uno, en interesar a las autoridades de uno de los tradicionales Clubs de la ciudad, el Lobos Athletic Club. Orfeo Andreotta y "Gogo" Cardoner habían practicado en el Colegio Euskal Echea en donde cursaban sus estudios, mi hermano "Pepe" (José Díaz) y yo preveníamos del Colegio Luis Clavarino de Gualequaychú y así con solo esos cuatro nombres a los que se le agregarían posteriormente otros, se empieza a gestar en Lobos un movimiento para lograr la implantación del Básquet. De continuas y frecuentes conversaciones con las autoridades del Lobos Athletic Club y principalmente con su Presidente Don Rogelio González, se consiguió finalmente que se encarara la construcción de una cancha que se ubicó anexa al campo de foot-ball en el parque Municipal y cuya inauguración el 12 de Octubre de 1938 marca la concreción de una esperanza que nació de la amistad y de un banco de la plaza..."

Además de la ayuda del Presidente de Athletic, Rogelio González, se contó con la gran colaboración e impulso de Agustín Aranda "Gallego Aranda", miembro también de la Comisión de dicho club.
El equipo en Athletic, comenzó a practicar formalmente este deporte el 02 de Octubre de 1938, fecha en que presentó su primer equipo de Básquet, en la vecina localidad de Navarro, donde nuestro equipo fue vencido por el Club Dorrego de dicha ciudad por 13 tantos  a 11. Integraron la delegación lobense los jugadores Pedro Smolge; Rodolfo "fito" Canale; Fossati; "filito" Andreotta; Saúl Ratti; Carlos Jaureguibehere; "nené" Díaz y "pepe"  Díaz. Completaban el grupo Néstor Paciente como Secretario y Agustín Aranda como delegado.

Diez días después,  el 12 de Octubre de 1938,  se concreta el partido inauguración en la nueva cancha del Parque Municipal, disputándose nuevamente  entre los equipos de Lobos y Navarro. El resultado fue 32 tantos a 24 a favor del Lobos. A los jugadores lobenses nombrados anteriormente, se sumaron  en este partido Calabró y Altieri. Otros nombres que enseguida se integraron a las prácticas son: Atilio Chiurazzi, Guillermo Roland, Slemenson, Bocello, Díaz Lagaspe.

Al año siguiente se conforma la primera subcomisión conformada entre otros por Orfeo Andreotta, Julio C. Cardoner, Rodolfo Canale, Fortunato Di Pierro y Santiago Díaz.
Otros partidos memorables fueron  los que se disputaron contra los equipos que representaban a la Librería "Jacobo Peuser"  y Olimpo, ambos de Buenos Aires, pues a medida que fue tomando impulso este deporte, se invitaban a conjuntos foráneos, quizás no tanto para competir, como para aprender.
 Santiago Díaz, refería en 1972: "...Nuestro basquet, un tanto rudimentario si se lo analiza con ojos de presente, obedecía a una modalidad bastante común en aquella época, en la cual privaba en forma casi fundamental la habilidad individual, haciendo que el juego fuera de características de marcación individual y pelota fuertemente defendida por el jugador y quizás a veces un poco de abuso del dribling y del pivot."
Debe destacarse la figura de Pedro Smolge quien no sólo  era un gran jugador, sino que aportó muchos de sus conocimientos técnicos al equipo lobense,  primero como jugador y luego como entrenador, fue un gran puntal para este deporte.

En ese entonces, la sede de Athletic, era el antiguo edificio de la Comisaría (esquina Salgado y Castelli) con paredes sin revocar e instalaciones precarias. Existía una cancha de tenis paralela a la calle Castelli y  en el terreno entre ambos edificios (la vieja comisaría y el edificio de la actual) sobre la calle Salgado  se construyó una nueva cancha de Básquet, con piso de polvo de ladrillo, que se inauguró el Domingo 03 de Agosto de 1941, con un partido que se disputó contra la Asociación Sarmiento de La Plata, vencieron los platenses.

El primer equipo de Athletic se llamaba "Caburé", estos equipos adoptaban diferentes nombres, para diferenciarse en los torneos internos del club ("caburé, caranchos, olimpia"),  en realidad toda la muchachada era originaria de Athletic, que  periódicamente se iban cambiando de equipos de los numerosos clubes que empezaron a surgir, varios solo eran agrupaciones o  "piezas" como comúnmente fueron conocidas, llamadas así porque eran habitaciones o casas viejas que la muchachada alquilaba para sus reuniones y en donde las distintas agrupaciones deportivas tenían sus sedes.

Todos organizaban periódicamente campeonatos y llegó a haber más de diez equipos jugando simultáneamente, lo que da una idea del gran auge que gozaba la práctica del Basquet, en el Lobos de hace casi setenta años...  Algunos de ellos fueron:

Club D. Salgado: en Octubre de 1939, inaugura la segunda cancha de Lobos, ubicaba en los fondos del edificio de la Sociedad Española, el gran inconveniente de esta cancha, era que prácticamente no había lugar para los espectadores. El Domingo, 10 de Junio de 1940, este tradicional club lobense, estrena  en su sede social de la calle Suipacha su propia cancha de básquet.
Sporting Club: estaba ubicado en la esquina Noreste de J. Piñeiro y Las Heras, frente a la Plaza Tucumán, fue un desprendimiento de Athletic. Inauguró su propia cancha el 12 de Octubre de 1941.
Club Atlético Chichimecos: fundado el 24 de Noviembre de 1937, cuya sede estaba donde actualmente funciona de la U.O.M. en la calle Hiriart. Jugadores: Herberto "coco" Pigazzi, Morena, Citterio , Ruben Sobrero, Mazola,"Pulpo" Lazcaray entre otros.
Casino: Jugadores: Hnos Adobatto, entre otros.
Club Los Indios: calle Necochea casi Moreno, que tenía cancha. Jugadores: Aulisino, Arturo Ronsino, Manenti, Ricardo "negro" Sanchez, Saúl Ruiz, Bottoni, entre otros.
Club Los Liberales: fundado el 12 de Diciembre de 1938. sin cancha.
Club Atlético Estudiantes: fundado el 01 de Noviembre de 1943, su sede y cancha estaba ubicado en Ameghino 142. El  8 de Mayo de 1965, los apoderados del Club, Sres. Roberto I. Proni, Rubén I. Sobrero y Arturo Durán, en un "acto histórico y trascendental" donan a la Sociedad de Bomberos Voluntarios de Lobos las instalaciones del Club, hoy  Cuartel Central de Bomberos.
Caranchos: Jugadores: Carlos Fassa, "negro" Piñeyro, entre otros.
Radio Wats: sin cancha.  Jugadores: Di Franco, Irazabal, Fassa, entre otros.
Club Newbery: Debutó en el Básquet, el 20 de Junio de 1942, no tuvo cancha propia, por esta razón fue desafiliado de la Liga  el 16 de Mayo de 1945.
Club Provincial (ex Nacional)
Club Rivadavia;
Fitti Ferro: Inaugura su cancha de Básquet, el 18 de Diciembre de 1943.

Arriba: Equipo de Básquet del Newbery Foot Ball Club 1941-1942. De adelante hacia atrás: Eduardo Faré, Carlos Sobrero, “Pulpo” Lascaray, Tulio Mazzeo, Bruno,“Coto” Moore, Juan C. Maluéndez. Crédito: Autor desconocido. Cortesía de Miguel Ángel Schiel.

Entre los primeros jugadores de Fitti Ferro estaban los hermanos Paladino; Ismael Baigorria; "Lopecito" ó Cacho López; Néstor Paciente; Horacio Zacagnini; Atilio Chiurazzi: "el pibe" Chávez (hijo del Dr.); "tulo" Disanti: "Lali" Matropiedra; "pocho" Medina; "tito" Cachione; Oscar, Raúl y René Goenaga; Andreotta; Cardoner; los hermanos Díaz; "fito" Arata; Enrique "cacho" y Omar Citterio; "beto" Adobatto; Carlos Sosa; Fortunato, Lorenzo, "machito", "beto" y José Di Pierro;  Juan Palazzezi; Benjamin y Mario Lorenzetti entre otros. Al nuevo club se le puso "Fitti Ferro", porque el padre de Zacagnini, que era italiano decía que la barra de muchachos era tan unida que parecía un hilo de hierro (filo ferro) que en una mezcla de italiano y español sonaba algo así como  "fitti ferro" y este fue entonces, el nombre que adoptó la institución en lo sucesivo.  La camiseta de "Fitti", era celeste, mangas cortas, con ribetes blancos en cuello y mangas.
José Díaz en sus memorias deportivas, relata que fue su hermano Santiago, quien proyectó la portada y al mismo tiempo la boletería y también los parantes de hormigón armado, sostén de los tableros, aprovechando los hierros de las ventanas de la casa de la familia Micheo, que estaba al lado de la familia Díaz, calle Belgrano frente a la Plaza 1810. Los hermanos Omar y Enrique Citterio tenían carpintería y proveyeron gratuitamente las maderas para tableros, parantes y baranda de la cancha. El piso de la cancha era de polvo de ladrillo.

En Junio y Julio de 1941, llegó a ver tanta rivalidad entres las diferentes agrupaciones del básquet lobense, que el semanario "Juvenil", llama a la unidad, y "...procurar por otra parte que instituciones de responsabilidad velen por el desenvolvimiento de este deporte, es menester que el próximo campeonato se de participación únicamente a los clubes locales. La "piezas" denominación muy local pero no fructífera, sobre todo en lo que atañe a la ética  deportiva, han dado lo que podían dar. En un comienzo cuando era difícil juntar cinco jugadores, las barras, entre mate y mate lo hicieron . Pero... siempre  bajo la tutería encubierta o descubierta de algún dirigente. Hoy han creado tanta rivalidades y odios entres sí, que solo son factores negativos en el deporte... Es el momento de organizar los encuentros entre clubes responsables, pues la hora así lo reclama."

En Septiembre de 1941, se cita en el Semanario "Juvenil" "...a todas las Asociaciones y agrupaciones simpatizantes a participar en los actos constitutivos de la Asociación de Basket – Ball. Entre otros puntos organizar y reglamentar y propender la practica del Basket en Lobos, reuniendo en una sola reglamentación a todos los clubs y agrupaciones, organizar y llevar los registros de los jugadoes ,etc. Los clubes que citan son por Athletic: Julio Cardoner e Ignacio González; por Los Indios: Arturo Roncino y Arturo Manenti; por Salgado: Rodolfo Canale y Vicente Cachione, por Sporting: Carlos Fassa y Guillermo Menestrina."

La Liga 1941-1957
Arriba: Parados: Marcos Quiroga, Claudio “Gogo” Riscino, “Chilo” Manti, Jorge Ortíz, José Bruno (delegado). Agachados: Mario Di Santi, “Gato” Giordano, Eder Giannoni, “Chicholo” Mazzeo. Chico de gorra: “Catino” Salinas. Crédito: Autor desconocido. Cortesía de Miguel Ángel Schiel.

Con fecha 27 de Agosto de 1941, en el local del Lobos Athletic Club, se funda la "Asociación  Lobense de Basquet Ball", con la presencia de los señores Rogelio González, Agustín Aranda, Ignacio González y Julio Cardoner por Athletic; Rodolfo Canale y Vicente Cachione por Salgado; Carlos Fassa y Guillermo Menestrina por Sporting; Arturo Ronsino y Arturo Manenti por Los Indios. Y por Los Liberales, Chichimecos y Fitti Ferro los señores Atlio Faré, Néstor Paciente, Hernán Morena, Santiago Díaz, Luis Fortunato, Leopoldo Pachamé, Rubén Crippa, Fortunato Di Pierro. Con fecha 22 de Septiembre del mismo año, se procedió a nombrar las autoridades del Consejo Directivo: Presidente: Rodolfo Canale; VicePresidente: Arturo Manenti; Secretario: Ignacio González; Tesorero: Arturo Roncino; ProTesorero: Oscar De Santis.

La liga de Basquet, gozó de un gran prestigio no solo regional, sino en la Pcia. de Buenos Aires.
El primer Campeonato que organizó la Liga comenzó el Sábado 01 de Noviembre de 1941, con los siguientes partidos:

Chichimecos (33) vs Athletic (21) - Cancha: Salgado.
Fitti – Ferro (33) vs Salgado (19) - Cancha: Salgado
Sporting (22) vs Liberales (9) - Cancha: Athletic

El primer Campeón Oficial 1941, fue Sporting, se adjudicó la "Copa Halcón", donada por la firma Gorgueiro Hnos, representantes locales de la afamada "Cerveza Halcón".
Pero Mario Tomatis, nos refiere, que con el tiempo,  el descuido de las divisiones inferiores, provocó la falta de recambios de jugadores, lo que dio como resultado la disolución definitiva en 1957, con el lógico perjuicio del basquet lobense.
Fin de la Primera Época

1947 - Segunda época
En el año 1947, un grupo de jóvenes jugadores, fueron promovidos a primera división del básquet del Lobos Athletic Club, que con el valioso aporte de Pedro "perico" González, llegaron a formar un poderoso grupo muy difícil de vencer, fueron invictos por muchas temporadas, conquistando grandes premios como la "Copa Cámara de Diputados y Senadores de la Pcia. de Buenos Aires". Algunos de los destacados jugadores fueron: Pedro González, Oscar Adobato, Avelino Vizio, "toto" González, "vasco" Gambaraberry, Jorge Cardoner, Néstor Videla, Lorenzo Pachano, Roberto "pocho" Proni, Oscar Jorge, Claudio "gogo" Riscino, "nené" Paciente, Guido Cuccaro, Quiroga y otros.

1957-1961: Tercera época
Arriba: Club Atlético Los Indios. Parados de derecha a izquierda: Cutignola (delegado), Lirio Di Santi, Domingo “Gringo” Delía, “Cacho” Maluéndez, Raúl Sobrero, Miguel Peloroso, Agachados de derecha a izquierda: Juan C. Dupráz, “Cono” Mastandrea, Duilio “Yeyi” Angueira, Guido Coccaro. Crédito: Autor desconocido. Cortesía de Miguel Ángel Schiel.

La tercera época del Basquet lobense, tiene en la figura de Mario Tomatis, como el máximo exponente, un jugador extraordinario. Comenzó a jugar en Athletic a los 12 años, en el año 1952. Mario Tomatis jugó durante 30 años y fue al decir de muchos entendidos el mejor basquetbolista lobense de todas las épocas.
Comienza a jugar en primera división en el año 1957, conjuntamente con otros grandes jugadores de entonces como: Juan Delfino, Luis Lértora, Raúl Castellanos, Omar Castelano, Horacio Barriola, Arnaldo Castellano, Alberto Capponi, H. Herrera, Miguel Sánchez, Ernesto Villamil, R. Coria y otros.
Athletic,  fue al final,  el único equipo que siguió jugando, al afiliarse a la Liga de Esteban Echeverría de Monte Grande en el año 1959. Comienza una brillante campaña de la primera división: Campeón 1960, Campeón Invicto en 1961 y tras dos campeonatos recibe el premio a la caballerosidad deportiva. Merecen nombrarse entre tantos, a  José Bruno (delegado), G. Eldestri y Juan Pachudo (planilleros) que tanto trabajaron y acompañaron a los equipos.
Posteriormente surge otro equipo también recordado: Horacio Cosoli, Alberto Capponi, Carlos Masola, M. Perrone, R. Cristobao, Roberto Moltoni, J. Nazabal, C. Sobrero, P. Novoa, Gustavo Sobrero, Sergio Rosciano, G. Rossi, M. Murcia, entre otros.

Arriba: Seleccionado Lobense, década de 1950. Parados de izquierda a derecha: de obscuro: Oscar Bolla – (9): Juan C. Maluéndez, “Azúcar” Disanti (de traje), (8): Avelino Vizio, (10): Claudio “Gogo” Riscino, (5): Raúl Sobrero, (4): Oscar Adobatto, (7): Roberto Proni – Agachados de izquierda a derecha: (3): “Gringo” Delía, Jorge Cardoner, Mario Di Santi, Juan C. “Pichón”Barreiro, “Toto” González, Atrás a la derecha asomado: Rosciano. Crédito: Autor desconocido. Cortesía de Miguel Ángel Schiel.

Época más reciente
En el año 1978, se conforma un equipo brillante de cadetes, que fue Campeón en la Liga de E. Echeverría, integrado entre otros por: J. Cepeda, Leandro Di Santi, F. Delía, A. Marcos, A. González, Marcelo Perrone, J.J. Ferro, Di Salvo, Girotti, M. Ratto, F. Proni. Algunos de estos cadetes llegan a alternar en la primera división: Cepeda, Ferro, Perrone, González.
En el año 1981 deja de participar en E. Echeverría, volviendo en 1990. Sigue…

Palabras finales
El Básquet de hoy, es fruto y continuidad de aquellos
Jóvenes deportistas de entonces, que con ilusión y sacrificio dejaron todo su esfuerzo en cada lance que participaron.  Muchos de estos ya dejaron de existir físicamente, pero perdurarán en nuestros recuerdos, aunque la mayoría y a pesar de todo permanecerán anónimos.
Fueron parte de nuestra comunidad y la enriquecieron en este caso, desde el deporte.

Es entonces, que en forma de sencillo y sincero homenaje, esta humilde recopilación, está dedicada a ellos, pues fueron  ellos los que la forjaron.

Recopilado por Miguel Ángel  Schiel - Lobos,  Julio-Agosto de 2005.

Diferente documentación consultada para este artículo:
  • De los Carnavales Lobenses  y  Memorias Deportivas (inéditas) de José  Díaz (Mayo 2003).
  • "Basquet – Tres Epocas" – Semanario "En Voz Alta" 9/7/1972 (breves entrevistas a Santiago  Díaz, Oscar Adobato y Mario Tomatis).
  • Periódico "La Voz de Lobos" – Agosto 1942.- Semanario "Juvenil" – Lobos 1934–945.-
  • Libro de Actas de Asambleas Nº 2 de la "Asociación Lobense de Basket-Ball" 9/8/1943 – 18/10/1949.
  • Y la inestimable colaboración de Carlos Jaureguibehere, Carlos Fassa, Roberto Proni, Claudio "Gogo" Riscino y Mario Tomatis y Rubén D. Basiles.-
Por Miguel Ángel Schiel.

A partir  de las primeras invasiones inglesas (1806 y 1807), comienzan por primera vez en nuestro país, las prácticas deportivas.

Los deportes practicados fueron el Cricket y las Carreras Pedestres. Ambos deportes se desarrollaron en la actual zona de Retiro, cuando los británicos dominaron la ciudad en las invasiones de 1806 y 1807.  También lo habrían practicado en la zona de San Antonio de Areco los que cayeron prisioneros después de la recuperación por parte del virrey. Pero el primer partido del que se tienen datos concretos se jugó en la quinta de James Brittain en 1819, que se ubicaba entre las actuales calles de Bolívar y Perú y las avenidas Caseros y Martín García del barrio de Barracas.

Con relación a las Carreras Pedestres, fue el médico británico Andrew C. Dick, quien introdujo en el Río de La Plata en 1807, las carreras pedestres, “como ejercicio higiénico... y con cierto carácter deportivo...” y a fines de 1817 o principios de 1818, en un campo de las afueras de Buenos Aires se desarrolló en un día primaveral, claro y caluroso, la primera competencia de la cual se poseen constancias escritas. La misma vincula nuevamente al profesional de la medicina anteriormente citado. Y en cuanto a la competencia, fue sobre una distancia de algo mas de 40 kilómetros y el ganador registró un tiempo de 5h37m, en lo que sería el primer maratón de la Argentina.

Con relación a las Carreras Pedestres, fue el médico británico Andrew C. Dick, quien introdujo en el Río de La Plata en 1807, las carreras pedestres, “como ejercicio higiénico... y con cierto carácter deportivo...” y a fines de 1817 o principios de 1818, en un campo de las afueras de Buenos Aires se desarrolló en un día primaveral, claro y caluroso, la primera competencia de la cual se poseen constancias escritas. La misma vincula nuevamente al profesional de la medicina anteriormente citado. Y en cuanto a la competencia, fue sobre una distancia de algo mas de 40 kilómetros y el ganador registró un tiempo de 5h37m, en lo que sería el primer maratón de la Argentina.

Actividad lobense
En Lobos, el deporte denominado “moderno”, al igual que en el resto del país, surge siendo parte de los llamados “juegos ingleses”. Los primeros deportes practicados entonces y según la diferente documentación consultada, son el CRICKET (aunque este juego se jugó muy poco y solo en el año 1892), el FÚTBOL, los JUEGOS ATLÉTICOS (“sports”) y  el CICLISMO.

Fue iniciado de esta manera en Lobos y a pesar de cómo eran denominados, no por ingleses sino por irlandeses, algunos escoceses y descendientes de estos, que residían en este partido.
Eran estancieros, mayordomos ó simples peones de los establecimientos rurales del partido y de la zona.1

La practica de estos deportes exigió necesariamente, la creación de una entidad deportiva, la cual no solamente fue pionera en la “campaña argentina” sino que influyó para la creación de otras entidades similares y décadas más tarde fue también la encargada de inaugurar las prácticas de otros deportes, los cuales hoy son tan populares en esta comunidad.
Aunque es posible que haya habido acuerdos anteriores entre vecinos para fundar un club deportivo, las primeras reuniones documentadas, con ésa intención, se efectuaron a finales del año 1887 ó principios de  1888. Culminando cuatro años mas tarde con la fundación del “LOBOS ATHLETIC CLUB”.

Con la inauguración de este club, el 3 de Julio de 18922, comienza la historia deportiva en Lobos y la región, por ser al principio y por muchos años la única entidad deportiva existente y por supuesto al espíritu atlético y deportivo que siempre caracterizó a sus dirigentes a través de las distintas épocas.

El Lobos Athletic Club, contribuyó e influenció como ninguno, en las postrimerías del siglo XIX, tanto en lo deportivo como en lo cultural dentro de la comunidad de Lobos y en una gran zona de la provincia de Buenos Aires, incidiendo directamente, para la fundación de otros clubes deportivos y en las prácticas atléticas ó “juegos ingleses”, además del fútbol, que fue con el tiempo, su principal deporte. Y por supuesto que esta contribución futbolística, se extendió en forma muy importante, al resto del país, resultando ser, en los inicios del siglo XX, en uno de los pilares fundamentales en la Argentina, en la consolidación de este popular deporte.

Arriba: Acta de Inauguración del Lobos Athletic Club (1892). Crédito: Lobos Athletic Club.

- FÚTBOL:  El Lobos Athletic Club fue el primer club de la “Campaña Argentina” (Pcia de Bs. As.) en jugar Fútbol, actividad esta que comienza a practicarse a mediados de 1892; pero la temporada de práctica a poco de iniciada, se suspendió temporalmente en el mes de Octubre, comenzando entonces a jugarse el Cricket; pero este juego no atrajo a muchos interesados, entonces también se malogró.

Luego de estos fracasos iniciales, el club permaneció “adormecido” hasta el mes de Marzo del año siguiente, cuando se comenzó a jugar nuevamente fútbol, con más entusiasmo al ingresar más socios, no decayendo en lo sucesivo más su práctica. El primer campo de deportes (cancha de fútbol), estuvo ubicado en terrenos del ferrocarril, donde hoy se halla el Hospital Regional de Lobos. Estos fueron gestionados a la Empresa del Ferrocarril del Sud por intermedio del socio Carlos Page, Jefe de la estación ferroviaria de Lobos. “...Las primeras dependencias que tuvieron para cambiarse de vestimenta les fue ofrecida por Don Salvador Bertolotti, quien vivía frente a la cancha lindera al F.C. Sud, llamada “EL MIRADOR”.

Arriba: Primer equipo de fútbol del Lobos Athletic Club. Equipo con la camiseta celeste y blanco usada originalmente. A partir de 1893 se comenzó a usar el color rojo y azul oscuro, mucho antes de la fundación de San Lorenzo de Almagro (1908). Personas: de izquierda a derecha son, de pie: Carlos Buchanan, Juan Braken, José Garrahan, T. Walsh y Miguel Braken. Sentados: Eduardo Buchanan, E. Burbridge, Hoffernan, Mac Keon, Malcolm y Miguel Saery. Falta Tomas Moore, que también integraba el conjunto. Crédito: cortesía de Miguel Ángel Schiel / El Álbum de Lobos.

- JUEGOS ATLÉTICOS:  Fue también el primero, en disputar el 30 de Agosto de
1895, un torneo atlético en la  Pcia. de Bs. As., con un gran éxito, pues según las crónicas de la época, nunca se vio en la “campaña”, tanta cantidad de espectadores y participantes, asistían a estos torneos, toda la comunidad británica de la región (Mercedes, Suipacha, S. A. Areco, S.M.del Monte, Navarro, Saladillo,  etc.), el mismo se desarrolló en el Hipódromo de Lobos, acordándose los siguientes aranceles: competidores en una sola prueba $2; en mas de una $1; entrada general $10. Para anotar las entradas se nombraron a los Sres. Emeterio Cordoba y Merlini. Entradas al Hipódromo Sres. $0,20; carruajes: $0,20; Sras. y niños gratis. Y para premios de los “Sports” se acordó $50.-

Las pruebas que se disputaron (algunas hoy curiosas) fueron las siguientes:

SALTO EN LARGO SIN IMPULSO; SALTO ALTO CON IMPULSO; CARRERA DE 100 YARDAS; LANZAMIENTO DEL PESO 16.LBS; CARRERA EMBOLSADA; SALTO LARGO CON IMPULSO; ENHEBRAR LA AGUJA; CARRERA DE 200 YARDAS; CARRERA DE OBSTACULOS; SALTO ALTO SIN IMPULSO; CARRERA VESTIRSE: CARRERA 40 YARDAS; CARRERA 100 YARDAS MUCHACHOS: 

"...La Sra. de Roberto Murphy hizo entrega de los premios en la tienda de Laureano Aller, que no dio cabida a una vigésima parte de la concurrencia."

***
- CICLISMO:  Con respecto al ciclismo, las referencias documentadas, más antiguas
encontradas en Lobos, hacen referencia en el programa que existe en el archivo del Lobos Athletic Club, cuando este club, organiza el segundo torneo atlético en el Hipódromo de Lobos, el 17 de Abril de 1898, con una concurrencia mucho mayor que la de 1895 (los documentos consultados de la época hacen referencia a tres mil personas, entre participantes y espectadores), en este torneo,  en su prueba Nº IV se disputa una milla (1.609.Mts) en bicicleta, donde hay 13 competidores, figurando entre ellos, Don Enrique Ratti, resultando ganador Carlos Buchanan.  Y en la prueba Nº XIII se corre una carrera de ciclismo de tres millas(4.827.Mts.) con handicap, en la que competían 16 inscriptos, donde figura nuevamente Don Enrique A. Ratti, al que se le otorga una ventaja de 40 yardas(36,40.Mts), ganando aquella prueba Don Carlos Buchanan y segundo su hermano Eduardo Buchanan. Es importante indicar que Ratti es de los primeros lobenses, no británico,  que interviene en éstos importantes juegos.                                                                                                 

Estas carreras ciclistas deben haber causado buena impresión, pues un año después, en 1899, se resuelve construir un velódromo en Lobos, ubicado donde actualmente se encuentra el asilo de ancianos, donde además se construyó una tribuna de madera techada.. Ignacio y Eusebio Lascurain, Hipólito y Francisco Olano, Pedro Pastorini, Arnaldo Bianchi, Nicolás Mastropietro, Domingo Bianchi hijo, Juan Fontán y otros, fueron también de los primeros ciclistas lobenses.

Nótese aquí lo temprano de la práctica de este deporte en Lobos (1898), mientras que  las crónicas de Buenos Aires refieren, que cuatro años antes (1895), nace en ésa, el Club Ciclista Argentino: “…Adquiere auge la práctica del ciclismo y se habla con entusiasmo del récord establecido por Francisco Radé, para los 100kilómetros, concretado en el Parque 3 de Febrero en 1hora,50minutos…”

Arriba: Copia del programa de los juegos organizados por Lobos Athletic Club en 1898; posiblemente, el documento (programa) deportivo más antiguo de Lobos; estos fueron los 2º juegos que se desarrollaron en el hipódromo de Lobos,  por este club, los primeros fueron en 1895 y ambos son los primeros en toda la Pcia. de Bs.As., está documentado. Crédito: Lobos Athletic Club.

Seguramente también se practicó en Lobos, por esos años, el juego de Pelota o Pelota
Vasca, como así también el juego de las Bochas, pero hay muy poco y casi nada de documentación al respecto. Además que estos juegos no eran parte del denominado “deporte moderno”.

Con respecto a la Pelota Vasca, que es el nombre genérico para varios juegos que se juegan con pelota y de diferente forma, con la mano, un guante, una raqueta, una pala(paleta) o una cesta, Justo R. Burbridge en su “Reseña para el Lobos Athletic Club”, refiere en 1942, sobre el período transcurrido entre 1911 y 1918, “…que en los últimos años del siglo XIX, y principios del XX, se jugaba mucho y bien en el “Viejo frontón de Torrontegui” (actual calle Bs.As. Nº 157 y 161, donde jugaron los mejores valores nacionales y algunos mundiales de la época. Los jugadores de ésa época que se recuerdan son: Juan Bazán, Rudesindo Salinas (“negro chindo”), Don “Pancho Amorena”, Garbizu.
                
Quaglia también cita este lugar y hace mas o menos las mismos comentarios sobre estos años.

 A nivel nacional, las referencias mas antiguas, las cita María Eugenia Sottile, en su trabajo “Deporte en el Centenario - Inmigrantes y Criollos” donde dice:

“…el primer Centro Vasco de Argentina, el “Laurak-Bat” fundado en 1877…promociona en 1880 la creación de un frontón que se inauguró en 1882, el despliegue para esta ocasión es relatado en las crónicas del centenario de la institución citadas por García Albi:” “…La comisión oficial se organizó en la Plaza Mayor (hoy Plaza de Mayo) y se trasladó en cuatro tranvías tirados por caballos. Mas de tres mil personas aplaudieron a la comisión al entrar al recinto… El desafío de pelota mano (fue) entre dos colosos, Chiquito de Eibar (llegado de Euskadi) y Pasanduyu (residente en Uruguay)…”

· Y con referencia a la Bochas, ya en 1823 se practicaba en Buenos Aires Juego de Pelota y Juego de Bolos (denominación para varios juegos con bochas) con canchas especiales. No encontrándose hasta la fecha mayores datos de este juego en Lobos, con respecto a estos años...

Dada la imprescindible importancia que ejerció en Lobos y la zona el “Lobos Athletic Club”, es interesante tratar de comprender,  porqué fue fundada esta entidad por irlandeses y no por ingleses y el porque del nombre impuesto a la entidad deportiva fundada.

A diferencia de las mayorías de la localidades del resto del país, donde las comunidades y clubes británicos se establecieron y llevaron consigo los “deportes ingleses” a través del ferrocarril3, en el partido de Lobos, los británicos; aunque ya no tan numerosos, a mediados del siglo XIX; llegaron a esta zona a través de las explotaciones agrícolas – ganaderas, sobre todo ésta última.4
Se suele decir que el “Lobos Athletic Club”, fue fundado por ingleses; pues esto no es así, ni tampoco es exacto afirmar que fueron irlandeses; el club de Lobos, fue fundado si  por descendientes (hijos y nietos) de estos; pertenecientes a la comunidad británica; pero nacidos en la Argentina, los que fueron conocidos como “Hibernos – Argentinos” (Hibernia es el nombre latín para Irlanda). En varias cartas de los fundadores, depositadas en el club, puede leerse esta referencia a “Hibernos Argentinos”.
Y con relación a la importancia, distribución y asentamientos de los inmigrantes irlandeses en la Argentina, en “Tradition – Reseña Histórica – Los Irlandeses en la República Argentina – cdtradition.com.ar”, puede leerse:

“…El mayor y más numeroso aporte de los irlandeses a la formación de la Argentina se produjo a partir de los años siguientes a la Guerra del Brasil y hasta fines del Siglo XIX. Es destacable que una proporción importante de esta inmigración, que provenía en su mayor parte de los condados de Westmeath y Longford, estuvo constituida por granjeros que contaban con capital, que les permitió establecerse rápidamente en el medio rural como productores de lana y progresar económicamente.
La estancia lanar primero (hacia 1875 más de la mitad de la lana exportada por la Argentina provenía de establecimientos irlandeses) y la bovina después, recibieron aportes de tecnología productiva en la que los irlandeses fueron pioneros: difusión del alambrado y de molinos para aguadas; materiales de construcción perfeccionados; mejoramiento genético de animales y de técnicas de crianza.
Por registros y datos censales, (*) los irlandeses registrados como entrados a la Argentina por el Puerto de Buenos Aires entre 1822 y 1868, fueron: 3.883 (2.362 hombres). Los pobladores censados en 1869, en la Provincia y en la ciudad de Buenos Aires (donde residía la mayor parte) fueron: irlandeses 5.246 (3.386 hombres); hiberno-argentinos 3.377 (1.631 hombres). Los pobladores censados en 1895, a nivel país, fueron: irlandeses 5.407 (3.160 hombres); hiberno-argentinos 13.210 (6.634 hombres). El aumento de irlandeses entre 1869 y 1895 fue de 161 personas, es decir un 3%, mientras que el aumento de toda la población extranjera residente en la Argentina en ese período fue del 80%, casi 27 veces más.
El censo de 1895 demuestra que la mayoría de los irlandeses que vinieron a la Argentina fueron verdaderos colonizadores del agro: de los 5.407 residentes, 3.821 (70%) vivían en el campo. La jurisdicción con mayor población irlandesa fue la Provincia de Buenos Aires, seguida por la ciudad de Buenos Aires y la Provincia de Santa Fe. Se puede estimar que hoy, la colectividad hiberno-argentina puede alcanzar
 200/250.000 personas...”

(*) Investigados por el doctor Eduardo A. Coghlan (1912-1997), magistrado, genealogista e historiador.

Mientras que Gloria Cucullo, refiere en su trabajo 1, “La segunda mitad del siglo XIX – Testamentarias y Censos de 1865 y 1869”:

“…Ya a partir de 1854 se incrementa en Lobos el número de europeos especialmente ingleses(260). La gran mayoría de ellos son irlandeses súbditos del Reino Unido que casi igualan el número de la nunca interrumpida inmigración de españoles….”  “…Veamos la población de Lobos por origen nacional según el Censo de 1854 en un cuadro elaborado por Maseo:

Cuadro Nº 2
Argentinos y extranjeros en la población de Lobos en 1854.
En el pueblito (sic)
En el campo
Total
Argentinos 2783 3454 6237
Españoles 162 59 221
Ingleses 30 230 260
Franceses 28 10 38
Alemanes 7 8 15
Italianos 53 0 53
Otros 45 50 95
Total 3108 3811 6919

Maeso. Registro estadístico del Estado de Buenos Aires. Censo 1854. En Población. Comercio y Navegación. Tomo I, 1858

“…Pueden apreciarse las distintas tendencias. No hay como los irlandeses para radicarse en el campo. (figuran como de nacionalidad inglesa) Es un poblador típicamente rural, campesino. La inmigración italiana no permite aún vislumbrar el papel que décadas más tarde cumplirán los italianos en el desarrollo de la agricultura y como pobladores rurales.”
“Mientras en el Censo de 1815 hay en Lobos entre hombres y mujeres 36 europeos, en el censo de 1854 hay 587 y en el Censo de 1869 ascienden a 1116 personas de ese origen. En todos los casos están en un sentido sub-representados en tanto sus a veces numerosas proles se registran como argentinos, lo cual es aunque correcto, desvirtúa su presencia cultural.”


“En los Censos de 1854 y de 1869 el europeo predominante es el irlandés. Casi todos los extranjeros que aparecen son de este origen, tanto como en el Censo de 1836 y 1838 los extranjeros eran españoles. Según M.G. y E.T. Mulhall en Handbook of the River Plate editado en 1869, Lobos fue principalmente poblado por irlandeses que son los dueños de la décima parte de la tierra según su estimación que consideramos inexacta salvo que Mulhall esté incluyendo productores agrarios medieros además de propietarios de tierras.  Por el sistema de puestos de ovejas a su cargo y al porcentaje puede ser que éstos sumados a algunos propietarios (Gahan, Moore) llegaran a ocupar extensiones equivalentes al 10% de la tierra…”


Los nombres de los clubes de fútbol de Lobos
La denominación “Athletic”, fue el nombre  impuesto a los clubes que se fundaron en la Argentina, casi todos de origen británico, en el período 1890 – 1900.   Para ampliar más esta definición, citaremos el artículo que aparece en “Lecturas: Educación Física y Deportes, Revista Digital”:

“…En principio interesa acercarnos a estos usos. Nos encontramos con el "Athletic Club" de los clubes ingleses que remite directamente al espíritu "sportivo" y al "fair play" con el que nacieron los deportes modernos. En líneas generales fue elegido por los clubes vinculados a la colonia inglesa. Más tarde apareció con fuerza el "Club Atlético" y, naturalmente, interesa definir el porqué de esta adopción durante la primera década del siglo XX, teniendo en cuenta que la mayor parte de los que lo eligieron pueden asociarse a clubes nacidos del seno de los sectores populares. Caben aquí dos hipótesis: por un lado, como castellanización del "Athletic Club" inglés expresando así la influencia del modelo con el que llega aquí adherida la práctica del fútbol. Sobre todo, y tal vez yuxtapuesto a la anterior explicación, se puede suponer su uso como la influencia del discurso oficial (escolar) promotor del atletismo, del higienismo y de la actividad física. El "Club Atlético" está atestiguando la presencia de una corriente discursiva explícita en el modelo del "fair play" sumada a la del curriculum escolar.

Sin embargo, los "Clubes Atléticos" de hecho no eran más que equipos de fútbol en su más abrumadora mayoría en la primera década del siglo XX, hecho que debe sumarse a la ya corroborada tendencia a alejarse del sistema ético del fair play en su práctica competitiva concreta. Es decir, en el acto fundacional los jóvenes llamaron C.A. a sus clubes de fútbol al estilo del "sportman", en un movimiento que suena más a solución de compromiso que a embanderamiento.

Sea como fuera, este nombre es el usado por los clubes fundados por los sectores populares en la primera oleada fundadora de clubes de fútbol y mayoritariamente de la Capital Federal.

A pesar de confirmar lo dicho arriba, es curioso lo sucedido con "Football Club". Su uso no se castellaniza. No hubo "Club de Fútbol River Plate", mientras que sí existió el "Independiente Football Club". "Football Club" se usó durante casi todo el período estudiado, aunque muy especialmente en la primera década, y manifiesta abiertamente la intención de los fundadores: fundar un club de fútbol. O sea, seguramente esto se relaciona con que eran equipos de fútbol sin aspiraciones de involucrarse en el fomento de las actividades atléticas y/o sociales como sería el caso del "Club Atlético".

Para finalizar, este que quiso ser un breve comentario, la conclusión que hay que destacar, es la verdadera importancia de la actividad deportiva y al igual que como sucedió  en todos lugares, es que el deporte, fue uno de los factores más importantes que ayudó en la integración social de la Argentina. Al respecto María Eugenia García Sottile refiere en su trabajo “Deporte en el Centenario, Inmigrantes y Criollos”, refiriéndose al rol del fútbol: “...También la adquisición de tiempo de ocio por parte de los jóvenes – tiempo del que sus padres inmigrantes no dispusieron – fue esencial en la dinámica  del proceso de popularización del fútbol. Este proceso cobra importancia cuando puede verse como un factor de peso en la generación de una nueva forma de integración social...” “...El deporte constituyó así, más que un medio de reproducción cultural, un canal de integración para los miembros de una nueva generación con raíces diversas y un ejercicio para la participación en el surgimiento de una cultura propia...”

***

Referencias
1 - Ernesto E. Bavio en su libro “Alumni…” dice con respecto a la comunidad británica: “…Muchos venían desde la “campaña”. Administradores o empleados de estancias y cabañas, hijos de sus propietarios en algunos casos, dedicábanse por entonces con gran entusiasmo a las tareas agropecuarias en la cuales como en otras actividades desarrolladas en nuestro país los británicos fueron iniciadores…”

2 - El Lobos Athletic Club, fue fundado un Domingo 03 de Julio de 1892. Aunque esta entidad conmemora sus aniversarios los días 09 de Julio de cada año. Esta costumbre se adoptó, porque los 09 de julio es feriado nacional.

3 - “…Es cosa probada que la “mayoría de los clubes  británicos fundados en la Argentina deben su origen a los ferrocarriles o instituciones religiosas, o a ambas a la vez. La razón es simple: los ferrocarriles es continua expansión en sus primitivos tiempos, instalaron estaciones que pronto se convirtieron en pueblos suburbanos o en pequeñas ciudades” “Los empleados ferroviarios eran en su mayor parte británicos y prefiriendo la vida en el campo a la tan encerrada de la ciudad fueron a vivir a la afueras…”- Ernesto E. Bavio “Alumni…” página 167.-

4 - …Los británicos como hemos ya visto, fueron una minoría demográfica en la Argentina inmigratoria, pero su importancia social, económica e ideológica sobrepasa con creces lo meramente cuantitativo. Los británicos “modernizaron” no solo la pampa con el ferrocarril, las nuevas razas de animales y los cambios tecnológicos, sino que también introdujeron los clubes, los deportes y el culto a la competencia…” Eduardo P. Archetti -

5 - “La constitución y el fraccionamiento de grandes propiedades en una zona pampeana a lo largo del siglo XIX”

Bibliografía
a) DOCUMENTALES:
Archivo del Lobos Athletic Club
“Lobos Athletic Club – Programme of an Athletic Meeting – to be held in Lobos on the 17th April, 1898”.
"Del Diario del Secretario Santiago McKeon y de las anotaciones de Tomás P. Moore." Traducción del libro llevado por el Secretario Mc.Keon hecho por Eugenio Moore 3/3/1935,  LOBOS ATHLETIC CLUB, su fundación.
- Correspondencia, Reseñas y Memorias de sus fundadores.
“Reseña para el Lobos Athletic Club”, por Justo R. Burbridge, Bs.As. 02/07/1942.
 Archivo del Museo Pago de los Lobos
- Diarios y revistas varias.
 Archivo personal del autor
- Eduardo P. Archetti: “Hibridación, diversidad y generalización en el mundo ideológico del fútbol y el polo”- Departamento de Antropología Social, Universidad de Oslo.
- María Eugenia García Sottile: “Deporte en el Centenario. Inmigrantes y Criollos” trabajo presentado en el III Encuentro Deporte y Ciencias Sociales y 1º Jornadas Interdisciplinarias sobre Deporte. UBA – 13 al 15 de Octubre de 2000.
- Cucullu, Gloria (2006). La constitución y el fraccionamiento de grandes propiedades en una zona pampeana a lo largo del siglo XIX. Documento de Trabajo Nª 162, Universidad de Belgrano.
- Libros, revistas y periódicos citados en la bibliografía.

b) LIBROS:
- »Un Siglo de Atletismo Bonaerense« de Rubén Pedro Aguilera. – Mar del Plata,1990
- »ALUMNI Cuna de Campeones y Escuela de Hidalguía« de Ernesto Escobar Bavio. -  Buenos Aires, 1953.
- »El Origen Británico Del Deporte Argentino« de Víctor Raffo – Buenos Aires, 2004.
- »El Pago De Los Lobos  Noticias y Apuntes«  de Juan R. Angueira – La Plata,1937.
- »Lobos mi Pueblo«  de Juan G. Quaglia. – Lobos,1974

c) REVISTAS:
- »Atletismo Argentino«, Buenos Aires, números varios. 
- »El Gráfico«, Buenos Aires, números varios.                                                                                                                                                                                - »La Razón«, “Historia Viva 1816 – 1966”, Buenos Aires, 9 de Julio de 1966.
– “Educación Física y Deportes: Lecturas. Revista Digital – Año 1, Nº2. Buenos Aires. Setiembre 1996.
– “Tradition – Reseña Histórica – Los Irlandeses en la República Argentina  www.cdtradition.com.ar”

d) PERIODICOS:
- »Periódico Lobos«, Lobos.   - »Juvenil«, Lobos 1934 – 1945. -  »La Voz de Lobos«, Lobos. 1966 – 1970. -  »En Voz Alta«, Lobos. -  »Crítica«, Buenos Aires. 01/07/1942.  - »Campeón« Buenos Aires, 14 de Julio de 1942.-
Se presentó el proyecto "El Álbum de Lobos" (www.elalbumdelobos.com.ar), un archivo histórico fotográfico de Lobos que incluye imágenes antiguas de calles, edificios y demás lugares como así también de eventos y personalidades de nuestra ciudad.


Las imágenes, desde las primeras disponibles de finales del siglo XIX hasta la década de 1990, serán publicadas con regularidad en el sitio.

Este proyecto surgió como un el interés por la digitalización y preservación del material histórico lobense. Por este motivo, invitamos, a la comunidad local para enviarnos sus fotografías antiguas subiéndolas con datos descriptivos de las mismas a través de un formulario disponible en el sitio.

Una vez recibidas, las fotos serán agregadas a nuestro Álbum y estarán disponibles online para todos.
Por cierto fueron muchos los barberos, peluqueros, etc., que trabajaron en nuestro Pueblo. Resultaría injusto hacer una lista ya que alguno no resultaría incluido por la gran cantidad de integrantes del ramo.

No sólo a los clientes cortaban el pelo o afeitaban, sacaban muelas y oficiaban de flebótomos; además resultaban sus comercios lugares de tertulias políticas y mentideros sociales, "chusmerías" como quien dice.

 
Arriba: Peluquería de Bruno. Atilio (izq.) y Francisco Bruno (der.). Crédito: © Museo Pago de los Lobos.

Extractamos del libro Lobos mi Pueblo de Juan Quaglia algunos párrafos que demuestran lo comentado anteriormente.

Contando sobre Don Pascual Bravo apunta: "...actúa en política con Don Manuel Caminos y un día de elecciones, al ser provocado se introduce a caballo al comité mitrista dispersando a un grupo de gente que allí se encontraba. Al tratar de huír, una persona le cierra la única puerta de salida. Bravo alcanza a herirlo levemente, consigue llegar a la calle y a fin de no ser reconocido por la policía se encamina a una barbería y se se hace rasurar la barba. Le dio buen resultado la treta." "...Existía una barbería cuyo dueño era una persona muy servicial. Además de barbero se ocupaba de aplicar ventosas y sanguijuelas, que ordenaban los médicos y extraía muelas.

 Arriba: La bandeja de afeitar y para poner las muelas, la típica señal usada en las entradas de las peluquerías. Crédito: © Museo Pago de los Lobos.


 Arriba: Peluquería antigua, al fondo la calle 9 de Julio. Se señala la bandeja colgando en la entrada. Imagen circa 1900. Crédito: La República Argentina en su Primer Centenario (1910) © Museo Pago de los Lobos.

Cierto día se presenta un anciano a extraerse una. El 'dentista' lo ubica en el sillón de la barbería y se la extrae; fija su vista en ella, la mezcla con otras que había en un tarro y lo arroja al suelo. 'Espere que no salió', le dice y entonces procede nuevamente a la extracción.

Al ausentarse el cliente el barbero le dice a un amigo que se hallaba allí: 'Mirá nunca me había ocurrido esto; le saqué primero una muela buena y después la cariada; las tiré juntas al tarro para que no se diese cuenta' Dentro del salón había un cuadro con una inscripción que decía 'Barbería La Esperanza Año 1887'. Estaba formado con las muelas extraídas a sus clientes.



Arriba: Algunas de las máquinas y accesorios empleados en peluquerías lobenses de antaño. Crédito: © Museo Pago de los Lobos.

Otra barbería antigua era la de Fortunato De Cicco, llamada 'Del Buen Servir' que disponía de un escobillón giratorio de unos cuarenta centímetros de largo con una manija en cada extremo. Estaba colocado en la punta de un palo colgado de la pared que llegaba hasta donde se sentaba el cliente y lo hacía girar rápidamente sobre la cabeza del mismo. Es de imaginarse lo higiénico de ese servicio..."
Se están finalizando las obras de construcción de tres vitrinas dentro del plan de adecuación de la sala principal del Museo. Dos de ellas destinadas e exponer objetos diversos y la tercera exclusivamente diseñada y destinada a la exhibición de elementos de numismática.

Mostramos en estas fotografías lo realizado.


Crédito: © Museo Pago de los Lobos.
Generalmente cuando nos referimos a la "estancia argentina" la asociamos a lo meramente económico o productivo y porqué no a lo arquitectónico, dada la importancia de las construcciones que como la residencia de sus dueños y encargados, Capillas u oratorios o instalaciones de uso: galpones y caballerizas las distinguían unas de otras dotándolas de una especie de sello característico; pero todas dotadas de una singular magnificencia.

Arriba: Diagrama de la Colonia de Fraga. Crédito: © Museo Pago de los Lobos.

Lobos por cierto, cuenta con varios establecimientos en los cuales sus "cascos" son de una importante belleza. El de la "Candelaria" sin duda es uno de ellos, junto a otros como son los de "La América", "La Concepción", "La Porteña", etc.

Pero en este articulo nos referiréemos no a esos aspectos mencionados y sí lo haremos destacando la función social emprendida por la Señora Rebeca P. del M. de Fraga a cuya inspiración y dedicación a fines de los años 1920 se debe la concreción de "La Colonia" de vacaciones que llevó su nombre.

El fin de la misma era servir como lugar de esparcimiento y recreación a los niños de escasos recursos de las parroquias de la Ciudad de Buenos Aires bajo a la gestión de la Junta Arquidiocesana de Beneficencia y otras instituciones que se dedicaban a la ayuda infantil. En la temporada de verano unos 400 niños en diferentes turnos la vistaban.








Imágenes: Crédito: © Museo Pago de los Lobos.

Arriba: Rebeca Fraga y mujer no identificada. Crédito: © Museo Pago de los Lobos.

Los edificios de la "Colonia" fueron diseñados por el arquitecto Perrier construidos por la empresa del constructor lobense Domingo A. Grossi. Para su sostenimiento se destinaba el producido de 150 hectáreas de la estancia.

La idea fina, que por cierto no se concretó, fue la creación de una escuela agrícola y de artes y oficios rurales que funcionaría todo el año.

Paulatinamente los servicios prestados por "La Colonia" declinaron hasta desaparecer su función como tal.
De los momentos de plena vigencia son las fotografías que ase adjuntan.