Faustino Palavecino, un lobense en su centenario en 1965

Una reciente donación realizada por la Flia. de Nicolás R. Regina de revistas que enriquecerán la Hemeroteca del Museo nos ha permitido comentar este artículo publicado en un diario de La Plata donde se evoca el pasado lobense. Quizá a raíz de esta publicación podamos obtener más elementos relacionados con el asunto, como fotografías etc.; logrando así revivir el pasado de nuestro pueblo.

Arriba: El cumpleaños de Palavecino. Crédito: Museo Pago de los Lobos.

Transcripción del artículo:

Lobos: Cumplió Cien Años el Señor Faustino Palavecino
Don Faustino Palavecino festejó el sábado 13 del corriente sus primeros cien años. El día del cumplaños es el 15 pero como es "día de trabajo" los celebró el "sábado inglés".

Vamos a saludarlo en su casa de la calle Estrada 168. Nos recibe en compañía de su sobrina Elvira, su ángel tutela, e insiste en que pasemos al comedor "para tomar una copita". El, a su vez, se hace servir una ginebra de las que dice que "antes, cuando venía en porrones, era mejor".

Don Fausto, en plena lucidez y con buena memoria va desgranando recuerdos. La casa en Las Chacras, las siestas de muchacho, los trabajos en la trilla, las elecciones, los hombres, las costumbres... Sólo tiene algunas dificultades para oír y trata de justificarse: Es que estos oídos llevan 100 años escuchando...

Queremos preguntarle de todo y así saltamos de tema a otro. Sí, el nación en el año 1865 en el campo en Las Chacras, junto a los campos que fueron después del "viejo Amado". Allí estuvo hasta los 73 años para venirse luego a Lobos donde ya lleva 27 más. Esta casa fue de sus padres "así que calculen cuántos años tendrá".

¿Médico? Dicen sus familiares que debió recurrir a médicos recién cuando tenía 86 años... Su padre murió a los 91 y hay dos hijos de 77 y 74 años. Por lo visto ninguno afloja.

A Buenos Aires se iba en carretas y se llegaba en tres o cuatro días. Por lo general las tiraban tres yuntas de bueyes. "En carreta dicen que también la llevaron a mi madre -de muchacha- a Buenos Aires, porque Urquiza venía con su ejército contra Rosas y podía pasar cualquier cosa en el campo. Después que pasó la gerra volvieron todos al campo".

Arriba: Faustino Palavecino. Crédito: Diario El Plata (17 de febrero de 1965) / Museo Pago de los Lobos.

¿Negocios?. De Las Chacras recuerdo el boliche de Cometo y acá en Lobos, donde está "La Perla" había una fonda, donde está Tomatis estaba un tal Micheo y por donde está Sancho había un comercio de Olazo y por la "calle real" para abajo recuerdo que había una tienda... Estaba también la cancha de pelota de Azcaray y por ahí por donde está Proni...

Ya se sabe.. en los boliches de campo la gente se reunía los domingos para divertirse: las carreras, lasalguna taba... Me acuerdo que mi padre tenía un caballo, "El Bayo" al que lo sacábamos de callado y lo hacíamos correr. Ganamos algunas y allí y otras a los navarreros.

A caballo veníamos a Lobos a escuchar la misa del gallo un grupo de vecinos. Y a caballo venían también los novios a casarse, y cada uno montado su buen pingo. Venían bien separados no como ahora que Ud. los ve que pasan abrazados en esas motonetas.

Casamiento grande se hizo hace mucho por el lado de Empalme. El acompañamiento era tan grande que parecía un entierro. Y en la casa de la novia se quemó una batería de cohetes y bombas.

¿Y los bailes, don Faustino?
Nos divertíamos lndo. Uno traía yerba, otro, azúcar, otro caña o ginebra, en la casa se hacía algo amasado por las mujeres, siempre había alguien que tocara la guitarra o la verdulera" y a bailar valses, polkas, chacareras, triunfos, cermezas hasta la madrugada.

¿La iliminación? Había faroles y velas. Para sostener estos se clavaban cuchillos en las paredes y sobre las hojas se pegaban las velas. Una vez hicimos un corso. Fue por donde vivía Martín Córdoba, y el que hizo un muñeco grande de Luciano Fuentes. Pero al muñeco le metieron unos cohetes adentro y le prendieron fuego... Los asados eran baratos, si las ovejas costaban 70 a ocenta centavos.

Yo trabajé con caballadas, a veces para los hornos de ladrillos, de los que había seis o siete en Lobos, y sino para tirar las máquinas trilladoras. Con estas íbamos al oeste y al suyr. Llegábamos hasta Guatraché. Avestrúz, etc. Sí, había indios por allá pero era gente mansa.

Sí señor, soy "Berrista". Yo fui muy amigo de don Eulogio Berro, era muy gaucho y no hacía diferencia entre los partidarios y los contrarios. A todos los trataba igual don Eulogio. Antes había unos bandos que se llamaban "Achavalistas" y "Pacistas" Y también recuerdo al intendente Manuel Caminos, que me parece era de los "vacunos".

La política era medio brava el día de las elecciones, cuando se votaba en los atrios. Una vez para una de esas me parece que era Marcelino Díaz el que pasó gritando que ganaban las elecciones... El mayor Vergara lo bajó con el Winchester..."

Y don Faustino Palavecino sigue barajando recuerdos. Y vuelve a su cumpleaños que no serán 100 sino 101, porque no es mujer para andar quitándose años... y encarga que le "avisen" a los muchachos de Regina que tienen que venir a buscarlo en el auto para ir a la Iglesia, a la misa de gracias. Y les pide esa gauchada porque él fue amigo de los padres y de los abuelos de estos muchachos.

Y con la promesa de volver, le hacemos una última pregunta: Don Faustino, usted sabe que el 14 e marzo hay elecciones. ¿Supongemos que ya con 100 años se quedará en casa, no? Y la respuesta surge rápida y espotánea. ¡Cómo no! Yo voy a votar, señores... Y agrega, como apra que no haya dudas: "Y en ésta que ganamos...".

Una gestión
Las autoridades comunales vienen realizando activas gestiones ante funcionarios de la Provincia con el propósito de continuar la obra número 4 bis, pavimento el tramo desde el hospital regional hasta el cementerio, que como es de público conocimiento, se encuentra paralizada desde hace largo tiempo.

Dada la sentida necesidad que representa para nuestra ciudad contar con esete camino pavimentado, es de desear que se subsanen todos los inconvenientes y que pronto se cristalicen las aspiraciones de autoridades y vecinos.

Fútbol
El viernes próximo se presentará en el Estadio Municipal enfrentando al seleccionado de la Liga Lobense de Fútbol, el equipo de los Técnicos del Fútbol Argentino, que integran entre otros, los ex cracks Juñio Cozzi, Zubeldía, Juan Carlos Colman, Allegri, Díez, Ramos, Néstor Rossi, Buyé y otras destacadas figuras del balompié.

Infracciones de tránsito
Merece el aplauso general la campaña de prevención y represón de las infracciones de tránsito, que vienen realizando las autoridades policiales, juntamente con inspectores de la municipalidad.

Cena
Con motivo de su próxima incorporación al servicio militar, fueron homenajados con una cena en el Club Los Naranjos, los jóvenes Juñio Palavecino, Horacio Silva, Omar Cervela, Carlos Arévalo, José Chiarelli y Arnaldo Castellanos.


Fuente: Diario El Plata, edición del 17 de febrero de 1965.

Enlace relacionado
Escaneo del artículo sobre Faustino Palavecino

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son moderados por el administrador y pueden tardar en aparecer. Los comentarios que no cumplan con lo establecido en los Términos y Condiciones de Uso del sitio podrían ser eliminados. El Museo Pago de los Lobos no se responsabiliza por los mismos.