Los orígenes del deporte lobense

Por Miguel Ángel Schiel.

A partir  de las primeras invasiones inglesas (1806 y 1807), comienzan por primera vez en nuestro país, las prácticas deportivas.

Los deportes practicados fueron el Cricket y las Carreras Pedestres. Ambos deportes se desarrollaron en la actual zona de Retiro, cuando los británicos dominaron la ciudad en las invasiones de 1806 y 1807.  También lo habrían practicado en la zona de San Antonio de Areco los que cayeron prisioneros después de la recuperación por parte del virrey. Pero el primer partido del que se tienen datos concretos se jugó en la quinta de James Brittain en 1819, que se ubicaba entre las actuales calles de Bolívar y Perú y las avenidas Caseros y Martín García del barrio de Barracas.

Con relación a las Carreras Pedestres, fue el médico británico Andrew C. Dick, quien introdujo en el Río de La Plata en 1807, las carreras pedestres, “como ejercicio higiénico... y con cierto carácter deportivo...” y a fines de 1817 o principios de 1818, en un campo de las afueras de Buenos Aires se desarrolló en un día primaveral, claro y caluroso, la primera competencia de la cual se poseen constancias escritas. La misma vincula nuevamente al profesional de la medicina anteriormente citado. Y en cuanto a la competencia, fue sobre una distancia de algo mas de 40 kilómetros y el ganador registró un tiempo de 5h37m, en lo que sería el primer maratón de la Argentina.

Con relación a las Carreras Pedestres, fue el médico británico Andrew C. Dick, quien introdujo en el Río de La Plata en 1807, las carreras pedestres, “como ejercicio higiénico... y con cierto carácter deportivo...” y a fines de 1817 o principios de 1818, en un campo de las afueras de Buenos Aires se desarrolló en un día primaveral, claro y caluroso, la primera competencia de la cual se poseen constancias escritas. La misma vincula nuevamente al profesional de la medicina anteriormente citado. Y en cuanto a la competencia, fue sobre una distancia de algo mas de 40 kilómetros y el ganador registró un tiempo de 5h37m, en lo que sería el primer maratón de la Argentina.

Actividad lobense
En Lobos, el deporte denominado “moderno”, al igual que en el resto del país, surge siendo parte de los llamados “juegos ingleses”. Los primeros deportes practicados entonces y según la diferente documentación consultada, son el CRICKET (aunque este juego se jugó muy poco y solo en el año 1892), el FÚTBOL, los JUEGOS ATLÉTICOS (“sports”) y  el CICLISMO.

Fue iniciado de esta manera en Lobos y a pesar de cómo eran denominados, no por ingleses sino por irlandeses, algunos escoceses y descendientes de estos, que residían en este partido.
Eran estancieros, mayordomos ó simples peones de los establecimientos rurales del partido y de la zona.1

La practica de estos deportes exigió necesariamente, la creación de una entidad deportiva, la cual no solamente fue pionera en la “campaña argentina” sino que influyó para la creación de otras entidades similares y décadas más tarde fue también la encargada de inaugurar las prácticas de otros deportes, los cuales hoy son tan populares en esta comunidad.
Aunque es posible que haya habido acuerdos anteriores entre vecinos para fundar un club deportivo, las primeras reuniones documentadas, con ésa intención, se efectuaron a finales del año 1887 ó principios de  1888. Culminando cuatro años mas tarde con la fundación del “LOBOS ATHLETIC CLUB”.

Con la inauguración de este club, el 3 de Julio de 18922, comienza la historia deportiva en Lobos y la región, por ser al principio y por muchos años la única entidad deportiva existente y por supuesto al espíritu atlético y deportivo que siempre caracterizó a sus dirigentes a través de las distintas épocas.

El Lobos Athletic Club, contribuyó e influenció como ninguno, en las postrimerías del siglo XIX, tanto en lo deportivo como en lo cultural dentro de la comunidad de Lobos y en una gran zona de la provincia de Buenos Aires, incidiendo directamente, para la fundación de otros clubes deportivos y en las prácticas atléticas ó “juegos ingleses”, además del fútbol, que fue con el tiempo, su principal deporte. Y por supuesto que esta contribución futbolística, se extendió en forma muy importante, al resto del país, resultando ser, en los inicios del siglo XX, en uno de los pilares fundamentales en la Argentina, en la consolidación de este popular deporte.

Arriba: Acta de Inauguración del Lobos Athletic Club (1892). Crédito: Lobos Athletic Club.

- FÚTBOL:  El Lobos Athletic Club fue el primer club de la “Campaña Argentina” (Pcia de Bs. As.) en jugar Fútbol, actividad esta que comienza a practicarse a mediados de 1892; pero la temporada de práctica a poco de iniciada, se suspendió temporalmente en el mes de Octubre, comenzando entonces a jugarse el Cricket; pero este juego no atrajo a muchos interesados, entonces también se malogró.

Luego de estos fracasos iniciales, el club permaneció “adormecido” hasta el mes de Marzo del año siguiente, cuando se comenzó a jugar nuevamente fútbol, con más entusiasmo al ingresar más socios, no decayendo en lo sucesivo más su práctica. El primer campo de deportes (cancha de fútbol), estuvo ubicado en terrenos del ferrocarril, donde hoy se halla el Hospital Regional de Lobos. Estos fueron gestionados a la Empresa del Ferrocarril del Sud por intermedio del socio Carlos Page, Jefe de la estación ferroviaria de Lobos. “...Las primeras dependencias que tuvieron para cambiarse de vestimenta les fue ofrecida por Don Salvador Bertolotti, quien vivía frente a la cancha lindera al F.C. Sud, llamada “EL MIRADOR”.

Arriba: Primer equipo de fútbol del Lobos Athletic Club. Equipo con la camiseta celeste y blanco usada originalmente. A partir de 1893 se comenzó a usar el color rojo y azul oscuro, mucho antes de la fundación de San Lorenzo de Almagro (1908). Personas: de izquierda a derecha son, de pie: Carlos Buchanan, Juan Braken, José Garrahan, T. Walsh y Miguel Braken. Sentados: Eduardo Buchanan, E. Burbridge, Hoffernan, Mac Keon, Malcolm y Miguel Saery. Falta Tomas Moore, que también integraba el conjunto. Crédito: cortesía de Miguel Ángel Schiel / El Álbum de Lobos.

- JUEGOS ATLÉTICOS:  Fue también el primero, en disputar el 30 de Agosto de
1895, un torneo atlético en la  Pcia. de Bs. As., con un gran éxito, pues según las crónicas de la época, nunca se vio en la “campaña”, tanta cantidad de espectadores y participantes, asistían a estos torneos, toda la comunidad británica de la región (Mercedes, Suipacha, S. A. Areco, S.M.del Monte, Navarro, Saladillo,  etc.), el mismo se desarrolló en el Hipódromo de Lobos, acordándose los siguientes aranceles: competidores en una sola prueba $2; en mas de una $1; entrada general $10. Para anotar las entradas se nombraron a los Sres. Emeterio Cordoba y Merlini. Entradas al Hipódromo Sres. $0,20; carruajes: $0,20; Sras. y niños gratis. Y para premios de los “Sports” se acordó $50.-

Las pruebas que se disputaron (algunas hoy curiosas) fueron las siguientes:

SALTO EN LARGO SIN IMPULSO; SALTO ALTO CON IMPULSO; CARRERA DE 100 YARDAS; LANZAMIENTO DEL PESO 16.LBS; CARRERA EMBOLSADA; SALTO LARGO CON IMPULSO; ENHEBRAR LA AGUJA; CARRERA DE 200 YARDAS; CARRERA DE OBSTACULOS; SALTO ALTO SIN IMPULSO; CARRERA VESTIRSE: CARRERA 40 YARDAS; CARRERA 100 YARDAS MUCHACHOS: 

"...La Sra. de Roberto Murphy hizo entrega de los premios en la tienda de Laureano Aller, que no dio cabida a una vigésima parte de la concurrencia."

***
- CICLISMO:  Con respecto al ciclismo, las referencias documentadas, más antiguas
encontradas en Lobos, hacen referencia en el programa que existe en el archivo del Lobos Athletic Club, cuando este club, organiza el segundo torneo atlético en el Hipódromo de Lobos, el 17 de Abril de 1898, con una concurrencia mucho mayor que la de 1895 (los documentos consultados de la época hacen referencia a tres mil personas, entre participantes y espectadores), en este torneo,  en su prueba Nº IV se disputa una milla (1.609.Mts) en bicicleta, donde hay 13 competidores, figurando entre ellos, Don Enrique Ratti, resultando ganador Carlos Buchanan.  Y en la prueba Nº XIII se corre una carrera de ciclismo de tres millas(4.827.Mts.) con handicap, en la que competían 16 inscriptos, donde figura nuevamente Don Enrique A. Ratti, al que se le otorga una ventaja de 40 yardas(36,40.Mts), ganando aquella prueba Don Carlos Buchanan y segundo su hermano Eduardo Buchanan. Es importante indicar que Ratti es de los primeros lobenses, no británico,  que interviene en éstos importantes juegos.                                                                                                 

Estas carreras ciclistas deben haber causado buena impresión, pues un año después, en 1899, se resuelve construir un velódromo en Lobos, ubicado donde actualmente se encuentra el asilo de ancianos, donde además se construyó una tribuna de madera techada.. Ignacio y Eusebio Lascurain, Hipólito y Francisco Olano, Pedro Pastorini, Arnaldo Bianchi, Nicolás Mastropietro, Domingo Bianchi hijo, Juan Fontán y otros, fueron también de los primeros ciclistas lobenses.

Nótese aquí lo temprano de la práctica de este deporte en Lobos (1898), mientras que  las crónicas de Buenos Aires refieren, que cuatro años antes (1895), nace en ésa, el Club Ciclista Argentino: “…Adquiere auge la práctica del ciclismo y se habla con entusiasmo del récord establecido por Francisco Radé, para los 100kilómetros, concretado en el Parque 3 de Febrero en 1hora,50minutos…”

Arriba: Copia del programa de los juegos organizados por Lobos Athletic Club en 1898; posiblemente, el documento (programa) deportivo más antiguo de Lobos; estos fueron los 2º juegos que se desarrollaron en el hipódromo de Lobos,  por este club, los primeros fueron en 1895 y ambos son los primeros en toda la Pcia. de Bs.As., está documentado. Crédito: Lobos Athletic Club.

Seguramente también se practicó en Lobos, por esos años, el juego de Pelota o Pelota
Vasca, como así también el juego de las Bochas, pero hay muy poco y casi nada de documentación al respecto. Además que estos juegos no eran parte del denominado “deporte moderno”.

Con respecto a la Pelota Vasca, que es el nombre genérico para varios juegos que se juegan con pelota y de diferente forma, con la mano, un guante, una raqueta, una pala(paleta) o una cesta, Justo R. Burbridge en su “Reseña para el Lobos Athletic Club”, refiere en 1942, sobre el período transcurrido entre 1911 y 1918, “…que en los últimos años del siglo XIX, y principios del XX, se jugaba mucho y bien en el “Viejo frontón de Torrontegui” (actual calle Bs.As. Nº 157 y 161, donde jugaron los mejores valores nacionales y algunos mundiales de la época. Los jugadores de ésa época que se recuerdan son: Juan Bazán, Rudesindo Salinas (“negro chindo”), Don “Pancho Amorena”, Garbizu.
                
Quaglia también cita este lugar y hace mas o menos las mismos comentarios sobre estos años.

 A nivel nacional, las referencias mas antiguas, las cita María Eugenia Sottile, en su trabajo “Deporte en el Centenario - Inmigrantes y Criollos” donde dice:

“…el primer Centro Vasco de Argentina, el “Laurak-Bat” fundado en 1877…promociona en 1880 la creación de un frontón que se inauguró en 1882, el despliegue para esta ocasión es relatado en las crónicas del centenario de la institución citadas por García Albi:” “…La comisión oficial se organizó en la Plaza Mayor (hoy Plaza de Mayo) y se trasladó en cuatro tranvías tirados por caballos. Mas de tres mil personas aplaudieron a la comisión al entrar al recinto… El desafío de pelota mano (fue) entre dos colosos, Chiquito de Eibar (llegado de Euskadi) y Pasanduyu (residente en Uruguay)…”

· Y con referencia a la Bochas, ya en 1823 se practicaba en Buenos Aires Juego de Pelota y Juego de Bolos (denominación para varios juegos con bochas) con canchas especiales. No encontrándose hasta la fecha mayores datos de este juego en Lobos, con respecto a estos años...

Dada la imprescindible importancia que ejerció en Lobos y la zona el “Lobos Athletic Club”, es interesante tratar de comprender,  porqué fue fundada esta entidad por irlandeses y no por ingleses y el porque del nombre impuesto a la entidad deportiva fundada.

A diferencia de las mayorías de la localidades del resto del país, donde las comunidades y clubes británicos se establecieron y llevaron consigo los “deportes ingleses” a través del ferrocarril3, en el partido de Lobos, los británicos; aunque ya no tan numerosos, a mediados del siglo XIX; llegaron a esta zona a través de las explotaciones agrícolas – ganaderas, sobre todo ésta última.4
Se suele decir que el “Lobos Athletic Club”, fue fundado por ingleses; pues esto no es así, ni tampoco es exacto afirmar que fueron irlandeses; el club de Lobos, fue fundado si  por descendientes (hijos y nietos) de estos; pertenecientes a la comunidad británica; pero nacidos en la Argentina, los que fueron conocidos como “Hibernos – Argentinos” (Hibernia es el nombre latín para Irlanda). En varias cartas de los fundadores, depositadas en el club, puede leerse esta referencia a “Hibernos Argentinos”.
Y con relación a la importancia, distribución y asentamientos de los inmigrantes irlandeses en la Argentina, en “Tradition – Reseña Histórica – Los Irlandeses en la República Argentina – cdtradition.com.ar”, puede leerse:

“…El mayor y más numeroso aporte de los irlandeses a la formación de la Argentina se produjo a partir de los años siguientes a la Guerra del Brasil y hasta fines del Siglo XIX. Es destacable que una proporción importante de esta inmigración, que provenía en su mayor parte de los condados de Westmeath y Longford, estuvo constituida por granjeros que contaban con capital, que les permitió establecerse rápidamente en el medio rural como productores de lana y progresar económicamente.
La estancia lanar primero (hacia 1875 más de la mitad de la lana exportada por la Argentina provenía de establecimientos irlandeses) y la bovina después, recibieron aportes de tecnología productiva en la que los irlandeses fueron pioneros: difusión del alambrado y de molinos para aguadas; materiales de construcción perfeccionados; mejoramiento genético de animales y de técnicas de crianza.
Por registros y datos censales, (*) los irlandeses registrados como entrados a la Argentina por el Puerto de Buenos Aires entre 1822 y 1868, fueron: 3.883 (2.362 hombres). Los pobladores censados en 1869, en la Provincia y en la ciudad de Buenos Aires (donde residía la mayor parte) fueron: irlandeses 5.246 (3.386 hombres); hiberno-argentinos 3.377 (1.631 hombres). Los pobladores censados en 1895, a nivel país, fueron: irlandeses 5.407 (3.160 hombres); hiberno-argentinos 13.210 (6.634 hombres). El aumento de irlandeses entre 1869 y 1895 fue de 161 personas, es decir un 3%, mientras que el aumento de toda la población extranjera residente en la Argentina en ese período fue del 80%, casi 27 veces más.
El censo de 1895 demuestra que la mayoría de los irlandeses que vinieron a la Argentina fueron verdaderos colonizadores del agro: de los 5.407 residentes, 3.821 (70%) vivían en el campo. La jurisdicción con mayor población irlandesa fue la Provincia de Buenos Aires, seguida por la ciudad de Buenos Aires y la Provincia de Santa Fe. Se puede estimar que hoy, la colectividad hiberno-argentina puede alcanzar
 200/250.000 personas...”

(*) Investigados por el doctor Eduardo A. Coghlan (1912-1997), magistrado, genealogista e historiador.

Mientras que Gloria Cucullo, refiere en su trabajo 1, “La segunda mitad del siglo XIX – Testamentarias y Censos de 1865 y 1869”:

“…Ya a partir de 1854 se incrementa en Lobos el número de europeos especialmente ingleses(260). La gran mayoría de ellos son irlandeses súbditos del Reino Unido que casi igualan el número de la nunca interrumpida inmigración de españoles….”  “…Veamos la población de Lobos por origen nacional según el Censo de 1854 en un cuadro elaborado por Maseo:

Cuadro Nº 2
Argentinos y extranjeros en la población de Lobos en 1854.
En el pueblito (sic)
En el campo
Total
Argentinos 2783 3454 6237
Españoles 162 59 221
Ingleses 30 230 260
Franceses 28 10 38
Alemanes 7 8 15
Italianos 53 0 53
Otros 45 50 95
Total 3108 3811 6919

Maeso. Registro estadístico del Estado de Buenos Aires. Censo 1854. En Población. Comercio y Navegación. Tomo I, 1858

“…Pueden apreciarse las distintas tendencias. No hay como los irlandeses para radicarse en el campo. (figuran como de nacionalidad inglesa) Es un poblador típicamente rural, campesino. La inmigración italiana no permite aún vislumbrar el papel que décadas más tarde cumplirán los italianos en el desarrollo de la agricultura y como pobladores rurales.”
“Mientras en el Censo de 1815 hay en Lobos entre hombres y mujeres 36 europeos, en el censo de 1854 hay 587 y en el Censo de 1869 ascienden a 1116 personas de ese origen. En todos los casos están en un sentido sub-representados en tanto sus a veces numerosas proles se registran como argentinos, lo cual es aunque correcto, desvirtúa su presencia cultural.”


“En los Censos de 1854 y de 1869 el europeo predominante es el irlandés. Casi todos los extranjeros que aparecen son de este origen, tanto como en el Censo de 1836 y 1838 los extranjeros eran españoles. Según M.G. y E.T. Mulhall en Handbook of the River Plate editado en 1869, Lobos fue principalmente poblado por irlandeses que son los dueños de la décima parte de la tierra según su estimación que consideramos inexacta salvo que Mulhall esté incluyendo productores agrarios medieros además de propietarios de tierras.  Por el sistema de puestos de ovejas a su cargo y al porcentaje puede ser que éstos sumados a algunos propietarios (Gahan, Moore) llegaran a ocupar extensiones equivalentes al 10% de la tierra…”


Los nombres de los clubes de fútbol de Lobos
La denominación “Athletic”, fue el nombre  impuesto a los clubes que se fundaron en la Argentina, casi todos de origen británico, en el período 1890 – 1900.   Para ampliar más esta definición, citaremos el artículo que aparece en “Lecturas: Educación Física y Deportes, Revista Digital”:

“…En principio interesa acercarnos a estos usos. Nos encontramos con el "Athletic Club" de los clubes ingleses que remite directamente al espíritu "sportivo" y al "fair play" con el que nacieron los deportes modernos. En líneas generales fue elegido por los clubes vinculados a la colonia inglesa. Más tarde apareció con fuerza el "Club Atlético" y, naturalmente, interesa definir el porqué de esta adopción durante la primera década del siglo XX, teniendo en cuenta que la mayor parte de los que lo eligieron pueden asociarse a clubes nacidos del seno de los sectores populares. Caben aquí dos hipótesis: por un lado, como castellanización del "Athletic Club" inglés expresando así la influencia del modelo con el que llega aquí adherida la práctica del fútbol. Sobre todo, y tal vez yuxtapuesto a la anterior explicación, se puede suponer su uso como la influencia del discurso oficial (escolar) promotor del atletismo, del higienismo y de la actividad física. El "Club Atlético" está atestiguando la presencia de una corriente discursiva explícita en el modelo del "fair play" sumada a la del curriculum escolar.

Sin embargo, los "Clubes Atléticos" de hecho no eran más que equipos de fútbol en su más abrumadora mayoría en la primera década del siglo XX, hecho que debe sumarse a la ya corroborada tendencia a alejarse del sistema ético del fair play en su práctica competitiva concreta. Es decir, en el acto fundacional los jóvenes llamaron C.A. a sus clubes de fútbol al estilo del "sportman", en un movimiento que suena más a solución de compromiso que a embanderamiento.

Sea como fuera, este nombre es el usado por los clubes fundados por los sectores populares en la primera oleada fundadora de clubes de fútbol y mayoritariamente de la Capital Federal.

A pesar de confirmar lo dicho arriba, es curioso lo sucedido con "Football Club". Su uso no se castellaniza. No hubo "Club de Fútbol River Plate", mientras que sí existió el "Independiente Football Club". "Football Club" se usó durante casi todo el período estudiado, aunque muy especialmente en la primera década, y manifiesta abiertamente la intención de los fundadores: fundar un club de fútbol. O sea, seguramente esto se relaciona con que eran equipos de fútbol sin aspiraciones de involucrarse en el fomento de las actividades atléticas y/o sociales como sería el caso del "Club Atlético".

Para finalizar, este que quiso ser un breve comentario, la conclusión que hay que destacar, es la verdadera importancia de la actividad deportiva y al igual que como sucedió  en todos lugares, es que el deporte, fue uno de los factores más importantes que ayudó en la integración social de la Argentina. Al respecto María Eugenia García Sottile refiere en su trabajo “Deporte en el Centenario, Inmigrantes y Criollos”, refiriéndose al rol del fútbol: “...También la adquisición de tiempo de ocio por parte de los jóvenes – tiempo del que sus padres inmigrantes no dispusieron – fue esencial en la dinámica  del proceso de popularización del fútbol. Este proceso cobra importancia cuando puede verse como un factor de peso en la generación de una nueva forma de integración social...” “...El deporte constituyó así, más que un medio de reproducción cultural, un canal de integración para los miembros de una nueva generación con raíces diversas y un ejercicio para la participación en el surgimiento de una cultura propia...”

***

Referencias
1 - Ernesto E. Bavio en su libro “Alumni…” dice con respecto a la comunidad británica: “…Muchos venían desde la “campaña”. Administradores o empleados de estancias y cabañas, hijos de sus propietarios en algunos casos, dedicábanse por entonces con gran entusiasmo a las tareas agropecuarias en la cuales como en otras actividades desarrolladas en nuestro país los británicos fueron iniciadores…”

2 - El Lobos Athletic Club, fue fundado un Domingo 03 de Julio de 1892. Aunque esta entidad conmemora sus aniversarios los días 09 de Julio de cada año. Esta costumbre se adoptó, porque los 09 de julio es feriado nacional.

3 - “…Es cosa probada que la “mayoría de los clubes  británicos fundados en la Argentina deben su origen a los ferrocarriles o instituciones religiosas, o a ambas a la vez. La razón es simple: los ferrocarriles es continua expansión en sus primitivos tiempos, instalaron estaciones que pronto se convirtieron en pueblos suburbanos o en pequeñas ciudades” “Los empleados ferroviarios eran en su mayor parte británicos y prefiriendo la vida en el campo a la tan encerrada de la ciudad fueron a vivir a la afueras…”- Ernesto E. Bavio “Alumni…” página 167.-

4 - …Los británicos como hemos ya visto, fueron una minoría demográfica en la Argentina inmigratoria, pero su importancia social, económica e ideológica sobrepasa con creces lo meramente cuantitativo. Los británicos “modernizaron” no solo la pampa con el ferrocarril, las nuevas razas de animales y los cambios tecnológicos, sino que también introdujeron los clubes, los deportes y el culto a la competencia…” Eduardo P. Archetti -

5 - “La constitución y el fraccionamiento de grandes propiedades en una zona pampeana a lo largo del siglo XIX”

Bibliografía
a) DOCUMENTALES:
Archivo del Lobos Athletic Club
“Lobos Athletic Club – Programme of an Athletic Meeting – to be held in Lobos on the 17th April, 1898”.
"Del Diario del Secretario Santiago McKeon y de las anotaciones de Tomás P. Moore." Traducción del libro llevado por el Secretario Mc.Keon hecho por Eugenio Moore 3/3/1935,  LOBOS ATHLETIC CLUB, su fundación.
- Correspondencia, Reseñas y Memorias de sus fundadores.
“Reseña para el Lobos Athletic Club”, por Justo R. Burbridge, Bs.As. 02/07/1942.
 Archivo del Museo Pago de los Lobos
- Diarios y revistas varias.
 Archivo personal del autor
- Eduardo P. Archetti: “Hibridación, diversidad y generalización en el mundo ideológico del fútbol y el polo”- Departamento de Antropología Social, Universidad de Oslo.
- María Eugenia García Sottile: “Deporte en el Centenario. Inmigrantes y Criollos” trabajo presentado en el III Encuentro Deporte y Ciencias Sociales y 1º Jornadas Interdisciplinarias sobre Deporte. UBA – 13 al 15 de Octubre de 2000.
- Cucullu, Gloria (2006). La constitución y el fraccionamiento de grandes propiedades en una zona pampeana a lo largo del siglo XIX. Documento de Trabajo Nª 162, Universidad de Belgrano.
- Libros, revistas y periódicos citados en la bibliografía.

b) LIBROS:
- »Un Siglo de Atletismo Bonaerense« de Rubén Pedro Aguilera. – Mar del Plata,1990
- »ALUMNI Cuna de Campeones y Escuela de Hidalguía« de Ernesto Escobar Bavio. -  Buenos Aires, 1953.
- »El Origen Británico Del Deporte Argentino« de Víctor Raffo – Buenos Aires, 2004.
- »El Pago De Los Lobos  Noticias y Apuntes«  de Juan R. Angueira – La Plata,1937.
- »Lobos mi Pueblo«  de Juan G. Quaglia. – Lobos,1974

c) REVISTAS:
- »Atletismo Argentino«, Buenos Aires, números varios. 
- »El Gráfico«, Buenos Aires, números varios.                                                                                                                                                                                - »La Razón«, “Historia Viva 1816 – 1966”, Buenos Aires, 9 de Julio de 1966.
– “Educación Física y Deportes: Lecturas. Revista Digital – Año 1, Nº2. Buenos Aires. Setiembre 1996.
– “Tradition – Reseña Histórica – Los Irlandeses en la República Argentina  www.cdtradition.com.ar”

d) PERIODICOS:
- »Periódico Lobos«, Lobos.   - »Juvenil«, Lobos 1934 – 1945. -  »La Voz de Lobos«, Lobos. 1966 – 1970. -  »En Voz Alta«, Lobos. -  »Crítica«, Buenos Aires. 01/07/1942.  - »Campeón« Buenos Aires, 14 de Julio de 1942.-

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son moderados por el administrador y pueden tardar en aparecer. Los comentarios que no cumplan con lo establecido en los Términos y Condiciones de Uso del sitio podrían ser eliminados. El Museo Pago de los Lobos no se responsabiliza por los mismos.