Lobos: Geografía e hidrografía

Geografía
Lobos se encuentra ubicado dentro de la región conocida como pampa ondulada, la cual se formó por la erosión de ríos, creando ondulaciones del terreno, con barrancas, terrazas fluviales y depresiones siendo estas últimas propensas a inundaciones.

La zona es de sismisidad baja y responde a la subfalla del Río Paraná y la subfalla del Río de la Plata. El 5 de junio de 1888 hubo un terremoto en la región llegando a aproximadamente 5,0 en la escala de Richter (terremoto del Río de la Plata de 1888).1

Hidrografía
Lobos se encuentra en la zona de Depresión del Salado, a una altura de 36 metros sobre el nivel del mar, mientras que el Río Salado en la zona se encuentra a 23 metros.

La Depresión del Salado comprende a los partidos de Ayacucho, Azul, Bolívar, Brandsen, Cañuelas, Castelli, Chascomús, Dolores, General Alvear, General Belgrano, General Guido, General Las Heras, General Lavalle, General Madariaga, General Paz, Las Flores, Lezama, Lobos, Magdalena, Maipú, Mar Chiquita, Monte, Navarro, Olavarría, Punta Indio, Pila, Rauch, Roque Pérez, Saladillo, San Vicente, Tapalqué, Tordillo y 25 de Mayo.

Con 9.207.700 ha. representa el 30% de la superficie de la Provincia de Buenos Aires y es una de las regiones del mundo más aptas para la actividad agropecuaria y ganadera, aunque su productividad dentro de la provincia es inferior a otras zonas de la misma al verse afectada por la baja altitud, característica que conlleva al escaso escurrimiento de aguas superficiales y anegamientos frecuentes.

Río Salado
El río Salado nace en la Laguna El Chañar, en la Provincia de Santa Fe y desemboca en la Bahía de Samborombón, en el Río de La Plata con una longitud de 640 kilómetros. Debido a que el 95% de su recorrido tiene lugar dentro de la provincia de Buenos Aires, esa sección recibe el nombre de Río Salado Bonaerense.

En Lobos es el accidente geográfico más importante y cumple la función de límite con el Partido de Roque Pérez. Antiguamente sirvió además como frontera contra el indio.

Cañada del Toro Grande
Proveniente de la Laguna del Toro, en el Cuartel 10 sigue hasta el sur, recibiendo el afluente de la Laguna Culú-Culú y desembocando en el arroyo Saladillo Rodríguez, el cual llega hasta la Laguna San Martín, en el Partido de Monte.

El área del Cuartel 10 es más baja por lo cual se producen inundaciones con frecuencia. El agua es retirada por el Toro Grande, El Toro Chico, el Canal Salgado y el arroyo Basualdo, que desemboca en Las Garzas.

Cañada Muñoz o Toro Chico
Proviene de la depresión del Cuartel 9 en dirección sur, cruzando la Avenida Hipólito Irigoyen y la Ruta Nacional 205, desembocando en el Toro Grande.

La Cañada Muñoz fue canalizada en 1886 por la Municipalidad de Lobos.

Canal Salgado
Originalmente denominada Cañada de la Paja, posee un caudal de agua bajo debido a su escasa profundidad y durante épocas de lluvia se desbordaba inundando la región del Hipódromo y el Parque Municipal, avanzando sobre las manzanas del pueblo hasta proximidades de la Plaza Buenos Aires (actual Plaza 1810). Inicialmente su presencia en la proximidad del pueblo significó la limitación del avance urbanístico en dirección oeste.

En 1886 la Municipalidad realiza la canalización del Salgado, realizando el estudio del proyecto, el ingeniero Carlos de Chapearuge, quien determina el recorrido a seguir desde las lomas de quintas de Las Chacras hasta la Laguna de Lobos. Félix Didier y Jorge Painier fueron los contratistas. El proyecto fue llevado a cabo dejando un borde de tierra a ambos lados de un metro de ancho y una abertura cada 50 metros para el uso del agua por parte de los vecinos. En total se canalizaron 15 kilómetros.

Sin embargo, los primeros cuatro puentes del Canal Salgado fueron construídos antes, en 1878, como prolongaciones de las calles República, Suipacha, Salgado y Dorrego. De éstos, el único original que queda es el de la calle Suipacha, denominado Puente de Spinelli.

Otros puentes más recientes son el del Parque Municipal, el de Negri, denominado así por el almacén que se encontraba frente al Matadero, el Puente de Las Tosquitas, el puente continuación de la calle Cascallares y el de la calle Emilio Castro, éste último construído por los ingleses y comúnmente conocido como el puente a Magnasco.

Lagunas
Lobos posee 9 lagunas, 5 de las cuales no poseen un nombre oficial. Todas en sus características generales son similares ya que poseen una poca profundidad, de 1 a 1,50 metros con vegetación similar también.

La más conocida por su importancia turística es la Laguna de Lobos.

Laguna Culú-Culú
Su nombre deriva de currú-currú (muy oscura), término empleado por los indígenas para describirla. Su longitud máxima llega 5.800 metros y posee al arroyo Culú-Culú como afluente y a un arroyo sin nombre como efluente que desemboca en el arroyo Saladillo Rodríguez.

Esta laguna posee además una variada fauna pampeana. En tiempos recientes ha sido de interés turístico con un desarrollo de emprendimientos inmobiliarios relacionados al polo en sus proximidades.

Laguna Colis / Cotis / Colí
Su nombre significa marrón claro. Esta laguna posee una longitud máxima de 1.800 metros, posee el afluente de un arroyo permanente sin nombre.

Laguna de Lobos
Es la de mayor importancia turística debido a la calidad de pesca y la actividad deportiva.

Posee una superficie de espejo de agua de 7,6 km2, en la cota de 22,60 msnm. Su cuenca hidrológica alcanza una superficie de 1.720 km2 y es tributaria del río Salado a través del arroyo Saladillo-Rodríguez.
La red hidrográfica de esta cuenta está poco desarrollada y se constituye por un colector principal de 4° orden, de 71,3 km de largo (Cañada de Navarro - A° Las garzas) y 16 tributarios.

El drenaje natural de la cuenca es de 0,126 km de cauces por km2, pero el mismo fue incrementado artificialmente debido a la actividad humana (a 422 entre canales, zanjas y zanjones, incrementando la densidad de drenaje a 0,51 km/km2)2, modificando la concentración del agua en los ejes de escurrimiento, aumentando las probabilidades de anegamientos e inundaciones en las planicies de los colectores.

La Laguna de Lobos es un cuerpo de agua permanente de escasa profundidad, lo que determina que todo su lecho sea litoral, y susceptible a ser colonizada por vegetación hidrófila. Geológicamente evolucion´p de ina forma de bañera de 7 metros de profundidad a la forma actual de palangana con menos de 2 metros de profundidad. Su profundidad máxima llega a 1,59 metros gracias al tajamar instalado. Si esa estructura hidráulica fuera retirada la laguna se convertiría en un pantano de no más de 30 centímetros de profundidad.

Esta cubeta es producto de una paulatina y discontinua depositación de detritos minerales y orgánicos de más de 5 metros de espesor. Por debajo del mismo se han identificado acumulaciones de dos paleoambientes actuáticos: palustre y fluvio-estuárico, intercalándose entre ambos un depósito eólico de dunas de arcilla acumulado durante un episodio de aridez. En el estudio de su sedimentación se ha descubierto el registro de tres episodios de lluvias de ceniza volcánica, de los cuales el último corresponde a la erupción del volcán chileno Quizapú, en 1932.

En 1991, un grupo de geólogos de la Universidad Nacional de La Plata halló la presencia de yeso, el cual aparece disperso en la sedimentación. Estas acumulaciones yesíferas cubren una superficie de 322 hectáreas del lecho lagunar, con un espesor medio de 2,7 metros y llega a constituir más del 40% de la masa de dichos sedimentos, lo que equivale a más de 8 millones de toneladas. Su calidad ambiental se encuentra comprometida por el incremento de la actividad humana y el impacto en el área de su cuenca, lo cual contribuye al proceso de envejecimiento prematuro. Su calidad ambiental y el adecuado contenido biológico depende del control y manejo de contaminantes y de la extracción de material orgánica y sedimentos a través de procedimientos de cosecha, que contribuyen a su rejuvenecimiento.

Como propuestas de conservación a corto plazo se han establecido estrategias para detener el ingreso de contaminantes y la neutralización del fenómeno de captura fluvial.
Las acciones en la cuencia implican disminuir la carga del aporte sedimentario mediante el dique nivelador, la protección de orillas y la limitación de la motonáutica.

Laguna Salada Grande
Con una longitud aproximada de 4.700 metros, recibe agua de la cañada grande y desagua en el Río Salado.

Notas:
1 - "El país tiene cinco zonas con riesgo sísmico". Clarín, 18/09/2007.
2 - Dangavs, Nauris Vitauts; Blasi, Adriana Mónica. Gerencia Ambiental, Año 5, N° 50, pág. 876. 1998.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son moderados por el administrador y pueden tardar en aparecer. Los comentarios que no cumplan con lo establecido en los Términos y Condiciones de Uso del sitio podrían ser eliminados. El Museo Pago de los Lobos no se responsabiliza por los mismos.